logo

La Habana, 7 mar.- El empleo de la ozonoterapia en pacientes con enfermedad cerebrovascular isquémica ha demostrado notables resultados, según un proyecto de investigación que se desarrolla hace tres años en el hospital general Capitán Roberto Rodríguez Fernández, del municipio de Morón, en Ciego de Ávila.

En exclusiva con la Agencia Cubana de Noticias, el Doctor en Ciencias Médicas Luis Antonio Rodríguez Sánchez, al frente de esa investigación que incluyó a más de 250 pacientes a quienes se les aplicó la terapia con ozono por vía rectal, expresó que se ha logrado una mejoría tanto desde el punto de vista subjetivo, como funcional.

Además, se les evaluó según un grupo de escalas validadas internacionalmente, como son la de Barthel y la de Rankin modificada, las cuales han demostrado que disminuyen las secuelas y la discapacidad en los pacientes afectados, por lo que  contribuye a elevar la calidad de vida de los mismos, remarcó.

Aclaró el experto que este procedimiento se aplica en pacientes con enfermedad cerebrovascular isquémica en fase aguda y también crónica.

El referido proyecto de investigación es aprobado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, y se está generalizando en Ciego de Ávila para extenderlo a otras instituciones del país, refirió el especialista.

Ello forma parte del empleo de la Medicina Natural y Tradicional, lo cual el país está tratando de priorizar en las circunstancias actuales y, además, no limita para nada el uso de otros medicamentos, ya que se puede utilizar la terapia tradicional y además la ozonoterapia, aclaró el galeno.

La ozonoterapia es muy inocua, segura para el paciente y con resultados muy alentadores, y los efectos adversos han sido mínimos, solo hay reportado un caso con cefalea y nauseas, precisó.

Además, constituye un ahorro importante, ya que el equipo con que se suministra es producido en la Isla.

El ozono es un gas que se encuentra en la atmósfera, es mucho más económico que utilizar otras terapias que requerirían de recursos y otros neuroprotectores con los que Cuba no cuenta y se necesitaría la compra en el exterior, aun con las limitaciones que impone el bloqueo de Estados Unidos, enfatizó.

Esa modalidad terapéutica también se utiliza en otras dolencias neurológicas, como el parkinson, la epilepsia, en las afecciones osteomioarticulares, la artrosis, artritis, y en otros padecimientos, subrayó el galeno, quien participa en el VIII Congreso Internacional de Urgencias, Emergencias y Cuidados Intensivos, que concluyó este miércoles en el Palacio de Convenciones de La Habana. (ACN) (Foto: http://www.cirag.cu)



Comentarios

avatar
EDUARDO MAZARIEGOS

No puedo compartir el articulo en mi muro! o cómo lo hago???


Tu dirección de correo no será publicada *