logo

La Habana, 17 mar.- Los gladiadores de Cuba finalizaron hoy en el quinto lugar de la Copa del Mundo de lucha libre por equipos, rama masculina, con sede hasta este domingo en la región rusa de Yakutia, donde los anfitriones se llevaron el título.

En la discusión de esa quinta plaza, los cubanos vencieron en seis de los 10 combates a los luchadores de Mongolia, en una lid en la que el poderoso elenco de Rusia derrotó 9-1 en la final a Irán; mientras Estados Unidos ganó 6-4 a Japón en la disputa del metal de bronce.

Por la nación caribeña, salieron airosos contra los mongoles Yowlys Bonne, (61 kg), campeón mundial el pasado año en Budapest, Hungría; así como Franklin Marén (70 kg), medallista de bronce en esa justa.

También aportaron a la victoria colectiva Reinier Pérez (79 kg),  Lázaro Hernández (92 kg), Reineris Salas (97 kg) y Oscar Pino (125 kg), según refleja el sitio oficial del evento.

En el caso del conjunto de la Isla tenía la desventaja de que en los 65 kilos no presentaron a ningún gladiador, debido a la baja de última hora de Alejandro Valdés, quien sufrió una lastimadura poco tiempo antes de iniciarse la Copa del Mundo y no hubo posibilidad de reemplazarlo.

Esa baja, unida a la anterior de Geandry Garzón por lesión -fue sustituido por Cristian Colombat Rivera-, le quitaron muchas opciones al equipo de Cuba de alcanzar una medalla, que era la meta del entrenador principal Julio Mendieta.

Hace un año en Iowa, Estados Unidos, los pupilos de Mendieta terminaron en el cuarto puesto de ese torneo al perder en el pleito por el bronce con los japoneses, que salieron vencedores en seis de los 10 combates.

De vuelta a la justa en Yakutia, por la séptima posición Georgia superó 8-2 a Turquía, que debió conformarse con el último puesto de un certamen que reunió a los ocho primeros conjuntos en el Campeonato Mundial Budapest 2018. (ACN) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *