logo

La Habana, 31 mar.- Cuba perfecciona su destreza a partir de los retos definidos por el país como prioridad en cuanto a la calidad de los servicios de Salud, en el contexto de la estrategia universal, dijo en la capital una experta de las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud (OPS/OMS).

Lizette Pérez Perea, consultora de Sistemas y Servicios de Salud de la representación de OPS/OMS en la mayor de las Antillas, precisó que en tal sentido la Isla pone en marcha un grupo de acciones coherentes con la línea internacional y regional respecto al tema.

Pérez Perea abundó acerca de la propuesta de estrategia y plan de acción regionales sobre la referida temática, que actualmente se consulta con los países del área para su revisión y perfeccionamiento.

La funcionaria de ese organismo internacional de las Naciones Unidas señaló que la iniciativa tiene como líneas estratégicas la implementación de procesos permanentes de calidad en los servicios de salud para satisfacer las necesidades individuales y colectivas.

También incluye el fortalecimiento de la rectoría y la gobernanza con el fin de desarrollar una cultura de calidad en los sistemas sanitarios y el establecimiento de estrategias de financiamiento que promuevan e incentiven la calidad de servicios integrales.

En el Primer Simposio Internacional de Salud, que sesionó esta semana en el Centro Internacional de Salud La Pradera con más de un centenar de representantes cubanos y foráneos, la doctora Pérez Perea expuso en una conferencia sobre los nuevos paradigmas en la calidad de los servicios de salud en el contexto de la estrategia de salud universal. 

También otros especialistas nacionales abundaron sobre la experiencia de Cuba en este campo y la acreditación en el sector, entre otros temas.

Sobre la mejora continua y excelencia de la atención médica a través de la acreditación y certificación de instituciones, disertó el canadiense Michael Murray, miembro del Consejo de Acreditación de la Sociedad Internacional para la Calidad de la Atención en Salud.

El catedrático resaltó el valor de esta práctica para mejorar los servicios, fijar prioridades, involucrar a todo el personal y generar mayor credibilidad y visibilidad.

Yoerquis Mejías, jefa del Departamento de Calidad del Ministerio de Salud Pública, señaló que es una prioridad y constituye un reto para el sector garantizar la calidad de los servicios en correspondencia con los principios y valores de la salud pública cubana, por lo cual figura entre los objetivos de trabajo.

Aclaró la funcionaria que se define como calidad en salud la capacidad para lograr la satisfacción de la población, desde un enfoque preventivo, la participación intersectorial, y los servicios pertinentes, seguros, eficientes; la disciplina tecnológica -en la cual se incluye la normalización-, la competencia y el empoderamiento de todas las personas. (Texto: ACN) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *