logo

Lima, 23 may.- Un centro no gubernamental peruano advirtió que la activación del título III de la Ley Helms-Burton demuestra que, más allá de la ideología, a Estados Unidos le interesan las riquezas provenientes de sus acciones intervencionistas.

Un análisis del Centro de Estudios Democracia, Independencia y Soberanía (Cedis) denuncia la medida que autoriza demandas en tribunales norteamericanos, sobre propiedades en Cuba que fueron confiscadas o nacionalizadas.

Todo ello, en aplicación de la legislación cubana, y dispone que se les indemnice a los reclamantes, sostiene Cedis.

La norma injerencista, añade, muestra cómo Washington aspira a mantener el bloqueo a Cuba, aun en el supuesto negado de que la isla renunciara a la revolución y al socialismo, si no paga lo exigido.

En definitiva, a los gobernantes yanquis no les interesa tanto el tema de la ideología, cuanto sí el de la propiedad, los recursos y el dinero que pudieran obtener de sus truculentas acciones punitivas, agrega el documento.

Añade que la nueva acción contra Cuba forma parte de la ofensiva de Estados Unidos contra el proceso emancipador latinoamericano, que se expresa en la sistemática campaña contra Venezuela y Nicaragua.

Según el Cedis, a Washington no le interesa ayudar a los pobres, sino explotar la riqueza de todos en provecho de los grandes monopolios. (PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *