logo

Camagüey, 11 sep.- Con el propósito de apoyar la producción local y reducir las importaciones de alimentos, la finca-escuela La Nueva Esperanza trabaja de conjunto con la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte en el adiestramiento de los jóvenes estudiantes.

Ubicada en la vía circunvalante sur de esta ciudad, en esa entidad los universitarios interactúan con la dinámica productiva y social rural y en sus predios desarrollan varios proyectos científicos, con el objetivo de introducir nuevos métodos agrícolas y vincular sustentabilidad y resiliencia en el nuevo escenario climático.

Además, se distinguen por ser pioneros en la provincia en la aplicación de la tecnología de micropropagación del bambú como alternativa para la reforestación de cuencas hidrográficas, para redirigir los torrentes de agua en arroyos y regular sus caudales en represas, con beneficios para la ganadería, la agricultura, y la prevención de la erosión de los suelos.

Patrocinados por la filial camagüeyana de la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales impulsan el cultivo de frutales y fomentan la creación de viveros con posturas de guayaba a partir de esquejes, y mediante el injerto con yemas promueven la plantación de otras especies como aguacate, mamey, limón y mango.

Perteneciente a la Cooperativa de Créditos y Servicios Renato Guitart, en la finca-escuela La Nueva Esperanza también se realizan acciones de capacitación con los campesinos de la zona,  sobre el empleo de la agroecología y el uso biofertilizantes o bioestimulantes, con el objetivo de replicar esos métodos y desarrollar capacidades locales para la gestión integral de la seguridad alimentaria. (Maykel Torres La Rosa/Radio Cadena Agramonte.) (Fotos del autor)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *