logo

La Habana, 24 ene.- Para promover el debate sobre temas estratégicos en Cuba, la Sociedad Económica de Amigos del País (SEAP) realizó en 2019 talleres sobre el turismo, el sector azucarero y otros, se informó aquí.

Según un documento de esa entidad, uno de esos encuentros fue sobre Turismo y desarrollo, el cual trató la situación actual y perspectiva de esa industria, y se llevó a cabo con la colaboración de la Facultad de Turismo de la Universidad de La Habana y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma).

Acerca del azúcar y su contribución al desarrollo económico y social del país se debatieron asuntos como la relevancia histórica y cultural de la agroindustria, el papel de la innovación, la importancia de los derivados y el vínculo con la problemática energética y medioambiental.

Otro taller se orientó al Trabajo cooperativo y solidario en cooperativas no agropecuarias urbanas, retos y perspectivas, aspecto al que la SEAP prestó atención en los años más recientes.

Se trata de un tema cuya relevancia radica en que se refiere al proceso de actualización del modelo económico y social cubano. El foro contó con el respaldo del programa Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso)-Cuba de la Universidad de La Habana y el Instituto de Filosofía del Citma.

Durante la referida etapa, la SEAP trató el desarrollo local, en correspondencia con su importancia en la agenda económica y social. Este taller contó con la participación de expertos internacionales, profesores e investigadores.

Todas estas temáticas y otras no menos importantes serán tratadas por la institución este año, declaró a Prensa Latina la presidenta de esa institución, Zoila Benítez.

La SEAP surgió hace 227 años al calor de las ideas renovadoras de la Ilustración. Fue organizada en La Habana por un destacado grupo de criollos prominentes que como resultado del desarrollo histórico y social contribuyeron a fomentar el sentimiento de nacionalidad.

Desde entonces, impulsa nuevas ideas y experiencias y sus socios aplican las Ciencias Económicas a la agricultura, al desarrollo de la Medicina, y coadyuvan al despliegue de la industria azucarera y al uso del ferrocarril.

Benítez también subrayó que en 1994 la institución comenzó una nueva etapa en la que ha mantenido, con las características concretas de cada momento histórico, el orgullo de consagrar su quehacer al progreso continuo del país. (Texto y collage: PL)

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *