logo

Londres, 27 abr.- La justicia británica accedió hoy a posponer la reanudación del juicio de extradición a Estados Unidos del fundador de Wikileaks, Julian Assange, prevista para el 18 de mayo próximo, debido a la cuarentena por la Covid-19.

La decisión la tomó la jueza Vanessa Baraitser, durante una audiencia virtual celebrada este lunes en la Corte de Magistrados de Westminster, en la cual la defensa del periodista australiano argumentó que las medidas de distanciamiento social vigentes en el Reino Unido desde el 23 de marzo pasado, le impiden hablar con su cliente.

El abogado Edward Fitzgerald dijo, por ejemplo, que el 22 de abril pasado no se pudieron reunir con Assange en las celdas del tribunal adyacente a la prisión londinense de Belmarsh donde a finales de febrero se celebró la primera parte del juicio.

El señor Assange va a librar esta batalla con las manos atadas a la espalda. No podemos tener el acceso necesario, se quejó Fitzgerald durante la vista oral de este lunes, la cual se tornó por momentos caóticos por las dificultades para escuchar el audio de la transmisión online.

Los representantes de la Fiscalía de Estados Unidos, que pretende juzgar al ciberactivista por haber divulgado 10 años atrás en su portal Wikileaks cientos de miles de documentos y archivos secretos de la diplomacia y los militares norteamericanos, también coincidieron en que sería inseguro continuar con el proceso.

Tras escuchar los argumentos, la jueza Baraitser convino en que lo más apropiado ahora será posponer el reinicio de la segunda parte del proceso de extradición, y convocó a celebrar otra audiencia virtual el 4 de mayo próximo para fijar una nueva fecha, la cual, dijo, podría ser a partir del 2 de noviembre.

Según trascendió, Assange no estuvo presente vía videoconferencia en la vista administrativa de este lunes por motivos de salud, lo que reforzó las preocupaciones de sus familiares y seguidores sobre la posibilidad de que contraiga la Covid-19 en la cárcel, pero la jueza se niega a otorgarle la libertad condicional.

El fundador de Wikileaks fue arrestado en abril del año pasado en la embajada de Ecuador en Londres, donde estuvo asilado durante siete años para evadir un pedido de extradición presentado por la justicia sueca en relación con un caso de presuntos delitos sexuales que luego fue desestimado.

Tras ser entregado por el gobierno ecuatoriano a Scotland Yard, la jueza Baraitser lo condenó a 50 semanas de cárcel por violar una fianza otorgada en 2012, cuando era reclamado por Suecia, y luego decidió que debe esperar en prisión el resultado del juicio de extradición a Estados Unidos.

De ser entregado a la justicia estadounidense, Assange podría ser condenado a 175 años de cárcel, a partir de los 18 cargos que se le imputan, y que incluyen desde conspiración para cometer espionaje hasta piratería informática. (Texto y Foto: PL)

 

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *