logo

Camagüey, 5 jul.- El proyecto de restauración de la Casa de Niños sin Amparo Filial, ubicada en Plaza de La Habana, en esta ciudad, mantuvo alejados de los escenarios cotidianos para un artista, a los camagüeyanos Néstor Libán Peña, Alberto Cabalé y Ernesto Casas Martín.

Esos virtuosos camagüeyanos de la plástica, contribuyeron con su ingenio a lograr una sustancial transformación de ese hogar, donde 12 niños necesitados de un amor especial, residen de forma permanente.

Gracias al convenio de trabajo entre el Fondo Cubano de Bienes Culturales en Camagüey y la Dirección Provincial de Educación, hoy una acción que trasciende en el tiempo y que no solo está dedicada al mejoramiento material del inmueble.

Sin dudas, ese Escudo y Espada de la Nación que es la cultura, encuentra en estos camagüeyanos, un baluarte que aporta cada día a la obra de la espiritualidad de los hijos de esta región agramontina. (Texto y fotos: Eric Pacheco Fandiño/Radio Cadena Agramonte)

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *