logo

Naciones Unidas, 22 jul.- En medio de las difíciles condiciones provocadas por la pandemia de Covid-19, Israel persiste hoy con sus continuas violaciones del derecho internacional al intentar anexar territorio palestino, denunció Cuba en la ONU.

En un discurso enviado al Consejo de Seguridad, la misión de Cuba ante Naciones Unidas rechazó la ocupación del territorio palestino por parte de Israel, su política de anexión y el aumento de las prácticas y medidas ilegales y colonizadoras.

Tales son la construcción y expansión de asentamientos en territorio palestino ocupado, las demoliciones punitivas, las incautaciones de recursos, el desplazamiento forzoso de cientos de civiles y el bloqueo de la Franja de Gaza, añade el documento.

Esto ocurre, además, en medio de la pandemia de Covid-19, lo cual agrava la situación de emergencia del sistema de salud público y el deprimido escenario socioeconómico y humanitario de Palestina, particularmente en Jerusalén Oriental y la Franja de Gaza, resalta.

En el documento registrado ante el Consejo de Seguridad, Cuba reafirmó preocupación porque en último período no se hayan adoptado medidas para poner fin a la agresión militar y ocupación israelí en territorio palestino, conforme a la resolución 2334 del propio Consejo.

Mientras Tel Aviv impunemente, consolida su política de expansión en los asentamientos ilegales en territorio ocupado y amenaza con anexar los territorios palestinos del Valle del Jordán y otras partes de Cisjordania y de Jerusalén Oriental, el Consejo permanece en silencio, subrayó Cuba.

El discurso hace referencia a las acciones agresivas, unilaterales e injustificadas de Estados Unidos en el Medio Oriente, las cuales vulneran severamente los intereses legítimos de las naciones árabes e islámicas y conllevan a una peligrosa escalada en la región.

Las mismas van desde la retirada del apoyo financiero a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos, hasta el llamado Acuerdo del siglo, elaborado por Washington, en el que se desconoce la solución de dos Estados, según detalla la misión cubana.

Ese plan, rechazado por la comunidad internacional y la ONU, comprende la acción unilateral de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y de establecer su representación diplomática en esa ciudad.

“Cuba ha apoyado irrestrictamente una solución amplia, justa y duradera para el conflicto israelo-palestino, que permita al pueblo palestino ejercer el derecho a la libre determinación y disponer de un Estado independiente y soberano en las fronteras anteriores a 1967, con Jerusalén Oriental como su capital, y que garantice el derecho al retorno de los refugiados”, señaló la representación de esa isla ante la ONU. (PL) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *