logo

Naciones Unidas, 30 jul.- Al conmemorarse hoy el Día Mundial contra la Trata de Personas, la ONU reconoce el trabajo de quienes se enfrentan a ese problema y siguen prestando ayuda aún en medio de la pandemia de Covid-19.

 

En el contexto de la actual crisis sanitaria, el papel esencial de los socorristas resulta todavía más importante, particularmente porque las restricciones y cierres para contener la propagación del nuevo coronavirus dificultan su labor.

Así destaca el sitio web de la ONU dedicado a esta fecha, que busca crear conciencia sobre la situación de las víctimas de la trata de personas y para la promoción y protección de sus derechos.

El Día Mundial contra la Trata de Personas de este año rinde homenaje a los primeros en responder y que ayudan a poner fin a ese flagelo, tal es el caso de agentes de la ley, trabajadores sociales, profesionales de la salud, y muchos otros, cuyas contribuciones a menudo pasan por alto y no se reconocen.

Al igual que los héroes en la primera línea contra la pandemia de Covid-19, estos proveedores mantienen servicios vitales durante la crisis: identifican a las víctimas, aseguran su acceso a la justicia, la salud, la asistencia social y la protección, y evitan nuevos abusos y explotación, señaló el secretario general de la ONU, António Guterres.

También recalcó que, si el mundo quiere poner la dignidad y los derechos humanos en el centro de la respuesta y recuperación ante la Covid-19, debe hacerse mucho más para proteger a las víctimas de la trata y evitar que los delincuentes exploten a las personas vulnerables.

La Asamblea General aprobó en 2010 el Plan de acción mundial para combatir la trata de personas e instó a gobiernos de todo el mundo a que adopten medidas coordinadas y coherentes con el fin de vencer ese flagelo.

Tres años más tarde, ese organismo celebró una reunión de alto nivel para evaluar el plan y se aprobó una resolución que designó el 30 de julio como el Día Mundial contra la Trata de Personas.

Ese es un delito y una violación grave de los derechos humanos que persiste hasta la actualidad en muchas regiones del mundo. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *