logo

Camagüey, 9 ago.- Por décimo séptima ocasión, la Cruzada Literaria inició este sábado su andar por distintos sitios de la geografía camagüeyana, hasta donde llevan las letras y todo el arte que la acompañan.

El evento no creyó en pandemias, y sin descuidar las medidas de protección, echó a andar una vez más. Su tránsito comenzó por el municipio de Guáimaro, cuna de la constitucionalidad cubana, para luego seguir curso por tierras de Sibanicú, Minas, Nuevitas, Florida y Céspedes, durante toda una semana.

Mientras recorre parte de la provincia, la tropa que cada año, incansable e invariablemente, esparce por doquier a las musas, recordará a Fidel a 94 años de su nacimiento, y compartirá su espíritu guerrillero y de defensor de la cultura.

Fundadores del proyecto y jóvenes artistas, entre ellos miembros de la Asociación Hermanos Saíz, se unen en este nuevo capítulo de la Cruzada Literaria camagüeyana, tan peculiar como los encuentros que en cada comunidad tejen con vecinos, amantes de los versos y las prosas.

Así, agosto se inscribe una vez más en las anécdotas que habrá que atesorar también en los libros, porque forman parte de la historia de esta provincia, y de todo aquel que, por amor a la literatura, se atreve a convertirse en un cruzado en pleno siglo XXI. (Dania Díaz Socarrás/ Radio Cadena Agramonte) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *