logo

Por Claudia Artiles Díaz/ Radio Camagüey.

Jonathan tiene ocho años y su inquietud lo distingue del resto. Rache, como la llama su papá a cada rato, es más pausada y parece ser contemporánea del niño de pantalones claros y pullover de cuello.

Ninguna de las dos familias sabía que el destino los juntaría, y mucho menos en un recorrido de verano ofrecido por la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey (OHCC). Pero allí estaban cuando el reloj marcó las 9:00 de la mañana en el Parque Agramonte para escuchar las historias que esconden entre sus muros las edificaciones cercanas.

Rachel iba de la mano de su mamá, mientras a Jonathan costaba un poco más mantenerlo a raya en el andar por la calle Luaces en busca de la Sala de Conciertos José Marín Varona. De repente perdí el contacto visual con los pequeños, pero los encontré, ensimismados, disfrutando de la melodía del saxofón de Henry Hernández.

Allí, Caridad González Edward, directora de esa institución, habló del patrimonio musical de esta ciudad medio milenaria, y de lo que ocurre tras bambalinas en un teatro, o en un estudio de grabación. Y es que el recorrido de la OHCC incluye también los Estudios Caonao. Rachel y Jonathan no lo podían creer; apenas entraron, unas baquetas imaginarias se apoderaron de las manos del pequeño y a puro ritmo hizo una demostración.

Su recorrido siguió por el Museo Provincial Ignacio Agramonte. Jonathan pidió que le sacaran una foto agarrando un cañón, tenía a su primo de un lado para otro y la cara de asombro ante los animales expuestos en la Sala de Historia Natural hacía más placentera la estancia por aquellos pasillos.

Por su parte, Rachel y familia no dejaron escapar un momento para la foto perfecta junto a la cama colonial, a la bajilla francesa y al tocador; papá grababa hasta cuando la madre y la niña surcaban escaleras abajo el camino de regreso porque no quería olvidar ningún detalle.

Quizás es poco probable, pero de aquí a algunos años, puede que Jonathan y Rachel se vuelvan a encontrar en algún sitio de esta ciudad que ahora conocen mejor y sienten más. Será a lo mejor en un concierto, o en el mismo punto en que otros niños, como ellos, se disponen junto a su familia, a andar Camagüey y su historia. (Foto: Tomada del Portal del Ciudadano de Camagüey)  

En video: Detalles de los recorridos de verano de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *