logo

Camagüey, 23 ago.- En el territorio agramontino se trabaja a paso acelerado para asegurar el mínimo impacto de las lluvias y los vientos de la tormenta tropical Laura en los cultivos, los alimentos acopiados, así como en las maquinarias agrícolas.

Julio Alberto Velázquez, subdelegado de la Agricultura en la provincia, informó la decisión de resguardar en lugares seguros la cosecha de maíz seco, presente en casi toda la extensión lugareña, para iniciar su procesamiento en cuanto las condiciones meteorológicas lo permitan.

Dijo que se tiene especial cuidado con las plantaciones de boniato y yuca, para después del paso de la tormenta comenzar el acopio, y que se ha priorizado la protección de las casas de cultivo tapado y semiprotegidos, que aportan sus producciones al turismo desde los municipios de Céspedes y Nuevitas.

También se ha procedido al resguardo en los territorios de Esmeralda, Sierra de Cubitas y Camagüey de las máquinas FREGAT, esenciales para el trabajo de la tierra.

Asimismo, en las áreas proclive a inundaciones se ha evacuado el ganado, como medida imprescindible para salvaguardar el alimento del pueblo y las instituciones priorizadas.

Estas son sin dudas tareas fundamentales en momentos en que es inminente la llegada de la tormenta tropical Laura al territorio nacional, y para ello Camagüey ha tomado las medidas pertinentes para asegurar el menor impacto posible en la agricultura y la ganadería. (Elianis Cutiño López/ Radio Cadena Agramonte) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *