logo

Universidades cubanas abrirán sus puertas cumpliendo los protocolos frente a la Covid-19 (+ Fotos)


La Habana, 28 ago.- Cuba reiniciará la semana próxima el año académico 2019-2020 con la salud como derrotero, anunció hoy el ministro de Educación Superior, José Ramón Saborido.

Aclaró que se excluyen los centros ubicados en las provincias Pinar del Río (occidente) y Villa Clara (centro), que lo harán el 14 de septiembre, y los de La Habana, la capital del país, y las provincias occidentales Mayabeque, Artemisa y Matanzas, que no tienen una fecha definida.

Durante una conferencia de prensa, el ministro señaló que en coordinación con el Ministerio de Salud Pública se aplicarán los protocolos previstos en la prevención y enfrentamiento de la pandemia de Covid-19 para preservar la salud de profesores y estudiantes.

Llamó a tener en cuenta la ansiedad de los jóvenes (algunos de ellos sin actividades desde marzo pasado) y la responsabilidad demostrada por la comunidad universitaria.

Interrogado por Prensa Latina sobre estrategias ante rebrotes de la enfermedad ocasionada por el coronavirus SARS-CoV-2, Saborido argumentó que existe certidumbre desde el punto de vista de la decisión que tomarán e incertidumbre por lo que pueda pasar.

Donde sea posible, expuso, debemos comenzar el curso escolar, no tenemos el derecho de postergarlo, pues el país, los territorios, necesitan la formación de los profesionales, que es la tarea de la enseñanza superior.

“No pongamos en peligro la salud de la gente nuestra, y donde tengamos condiciones no demorar mucho (su comienzo)”, subrayó ante responsables de la formación profesional en los sectores sanitario y artístico.

El ministro recordó que independientemente de que las universidades tengan autonomía, el sistema es uno solo y todos los procesos de la educación superior se entrelazan nacionalmente. Lo más elemental, hasta la estadística, acotó.

Al referirse a los exámenes de ingreso a la educación superior (ahora fijados para octubre), el titular cubano patentizó que cada aspirante deberá tener garantizadas cuatro semanas de preparación presencial para vencer en matemática, lengua española e historia de Cuba.

Sin embargo, expuso, que mantiene el compromiso de que cada graduado de bachillerato (aunque desapruebe) tendrá acceso a una plaza en esta enseñanza.

Defendió la realización de las pruebas como un medio justo para ordenar y establecer la diferenciación en el otorgamiento de las carreras (más de 100 en todo el país).

Acerca de los ejercicios de culminación de estudios para los grados terminales (incluidos de los más de 40 programas de formación de ciclo corto, por cuatro años), el ministro dijo que quedan pendientes unos cinco mil 600 de los 21 mil que debían concluir en julio pasado. (Texto y fotos: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *