logo

Bogotá, 7 sep. - El partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) reiteró hoy su compromiso con la paz, a pesar de las violaciones al Acuerdo alcanzado en 2016, por parte del gobierno.

Si intentan hacer trizas el Acuerdo de Paz nosotros y nosotras recogeremos cada pedazo y lo volveremos a armar. #FirmesConLaPaz, escribió el partido en su cuenta en Twitter.

De esa forma aluden a los compromisos contraídos entre el gobierno y las otrora Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) tras casi cuatro años de diálogos y negociaciones en La Habana, Cuba.

El Acuerdo contempla entre muchos aspectos, el respeto a los derechos humanos, algo en peligro hoy por la creciente ola de violencia contra el pueblo.

En tal sentido crece el número de masacres fundamentalmente jóvenes, el asesinato de líderes sociales, campesinos, indígenas, excombatientes, entre otros.

Asimismo, el gobierno, de acuerdo con numerosas denuncias, incumple el programa de sustitución de cultivos ilícitos y en su lugar utiliza la represión de la fuerza pública para eliminar estas plantas que se utilizan en la fabricación de drogas sin proponer ni entregar los insumos para siembras alternativas con vistas a la alimentación y sobrevivencia.

“Sabemos que con muchas y muchos de ustedes no compartimos las mismas ideas, pero tenemos la certeza que con la mayoría coincidimos en la paz. No desfalleceremos en este camino”, destacó el joven partido.

El 4 de septiembre de 2012, el expresidente Juan Manuel Santos oficializó el inicio de las conversaciones entre su Gobierno y las FARC-EP para alcanzar la paz en esta nación que vivía un añejo conflicto armado.

Santos dijo, en una alocución pública, que se alcanzó un acuerdo marco luego de seis meses de reuniones exploratorias para llevar adelante el diálogo entre ambas partes el cual constaba de una agenda de cinco puntos.

El primero se refería al mayor acceso a la tierra, a la distribución más equitativa de la prosperidad; el segundo, a la garantía para el ejercicio de la oposición política y la participación ciudadana.

El tercero sería el fin mismo del conflicto armado que incluía la dejación de las armas y la integración de las FARC a la vida civil.

El combate al narcotráfico sería el cuarto y el quinto punto versaba sobre los derechos de las víctimas que implica emprender un ejercicio de esclarecimiento de lo ocurrido durante estos años de conflicto armado, explicó en esa ocasión.

Luego de esas conversaciones exploratorias, estamos en una oportunidad real para terminar el conflicto armado interno, subrayó el mandatario mientras el mundo observaba con muchas expectativas el anuncio.

Es un camino muy difícil, pero que debemos explorar, y es una posibilidad que ningún gobernante puede dejar, reconoció. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *