logo

Por Gladys Dailyn Morera Cordero/Radio Cadena Agramonte

El bloqueo del gobierno de los Estados Unidos a Cuba, daña sobremanera las comunicaciones y la informática del archipiélago antillano y es, además, el obstáculo principal para permitirles a los cubanos una infraestructura adecuada destinado a alcanzar mayor y mejor acceso a internet.

No obstante, los Joven Club de Computación y Electrónica han logrado esa autonomía durante 33 años, acercándose a la familia cubana con un enfoque social, para asistir la apropiación y el conocimiento en áreas de las nuevas tecnologías.

En tiempos de pandemia se suman a la estrategia del estado cubano por viabilizar los tramites de los cubanos, y ejemplo de ello es el trasfermóvil para que las personas no salgan de casa; así mismo se integraron con una aplicación a la detección de los coleros acaparadores y revendedores en las unidades comerciales de país con muy buenos resultados en Camagüey.

Además, a la par de los tiempos que corren, desarrollan productos más atractivos y con mayor demanda en esferas como el entretenimiento y las redes sociales, que favorecen, aún más, el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Existe además una atención personalizada a los diversos sectores sociales, atendiendo a características y posibilidades de cada uno de ellos, así niños, jóvenes, adultos, personas con discapacidad, desvinculados laborales, amas de casas y otros tienen programas de atención diferenciados que procuran satisfacer su demanda y contribuir a su desarrollo personal.

El alcance, el accionar de esas instalaciones y el rol que desempeñan en la vida comunitaria hacen de los Joven Club un programa indispensable en el desarrollo sociocultural de nuestra sociedad que ratifica lo expresado por Fidel hace 33 años, cuando aseguró que dichas instalaciones abrigan las computadoras de la familia cubana. (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *