logo

Guatemala, 9 sep.- La Asociación Martiana de cubanos residentes en Guatemala agradeció hoy a este pueblo las muestras de apoyo y hermandad hacia la Brigada Médica de la Isla que desde noviembre de 1998 cumple aquí con la misión de salvar vidas.

Ante las intenciones de la bancada Todos y su diputado Felipe Alejos de denigrar una obra de alto valor humanitario, la Asociación recordó que los galenos prestan sus servicios y conocimientos científicos en comunidades lejanas, donde no llegan los médicos nacionales.

“Muchas han sido las voces solidarias por estos días que defendiendo el más humano de los derechos, la salud, se han alzado para respaldar la permanencia de nuestros compatriotas a través de las redes sociales, comparecencias televisivas, radiales y en la prensa escrita”, destacó la organización en un comunicado que hicieron llegar a Prensa Latina.

Una vez más se cumple el precepto martiano que nos enseña “...entre pueblos hermanos, todas las flores deben abrirse el día del abrazo primero del amor...”, como ocurre ahora, cuando los médicos de la Mayor de las Antillas reciben el abrazo solidario del pueblo agradecido, de sus sectores más vulnerables, reconoce el texto.

Para la Asociación Martiana de Cubanos Residentes en la tierra del Quetzal, la valiente actitud mostrada por los principales beneficiarios de la colaboración médica tiene sus raíces en los lazos históricos creados por el Héroe Nacional José Martí a su paso por esta tierra y la impronta de otro cubano, José Joaquín Palma, autor del Himno Nacional guatemalteco.

Razones presentes -aseguraron- en la obra solidaria y humanista de la Brigada Médica que el próximo 5 de noviembre cumplirá 22 años de labor ininterrumpida en 16 de los 22 departamentos de la geografía nacional sin importar ideologías, razas, credos o religiones.

La campaña de Alejos para poner fin a la colaboración médica entre Cuba y Guatemala tuvo una respuesta oficial de parte de la ministra de Salud, Amelia Flores, quien descartó la semana pasada que su cartera tuviera intención de prescindir de una fuerza altamente especializada y por el momento irremplazable.

Sin embargo, el también miembro de la junta directiva del Congreso mantiene en sus redes sociales una postura de odio hacia el país caribeño y su proyecto social, al tiempo que insiste en politizar el tema en un momento de aparente ruptura con el partido oficial Vamos, de Alejandro Giammattei. (Texto y fotos: PL)

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *