logo

La Habana, 9 sep.- La planta solar fotovoltaica de 10 megavatios inaugurada en Cuba el pasado año ha recibido, recientemente, un aumento de capacidad a 15 megavatios, lo cual contribuye al objetivo del país de producir un 24 por ciento de la electricidad a partir de fuentes renovables para 2030.

Esta mejoría fue posible gracias al financiamiento del Fondo de Abu Dabi para el Desarrollo (ADFD); el proyecto ampliado ayuda a la nación a ahorrar 5,9 millones de litros de combustibles fósiles al año, y reduce al mismo tiempo la emisión total anual de dióxido de carbono en 19 mil toneladas.

La planta solar fotovoltaica se ha ampliado con los ahorros del préstamo concesionario de 15 millones de dólares, proporcionado por ADFD bajo el segundo ciclo de la Línea de Proyecto de este Fondo con la International Renewable Energy Agency (Irena); el Gobierno cubano financió la parte restante.

Según una nota de prensa de la embajada de Emiratos Árabes Unidos en La Habana, la instalación mejorada no solo amplía el acceso a la energía en la isla, sino que también permite a la mayor de las Antillas ahorrar, significativamente, en gastos de combustible, proporcionar medios de subsistencia sostenibles a miles de personas y limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Tatiana Amarán Bogachova, viceministra cubana de Energía y Minas, ha referido al respecto que su país firmó acuerdos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en París y los proyectos de energía renovable, especialmente, el financiado por ADFD, lo que ha ayudado a mantener el compromiso de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Asimismo, Mohammed Saif Al Suwaidi, director general de ADFD, dijo estar orgulloso de la colaboración estratégica a largo plazo con el Gobierno de Cuba, pues proyectos como este acelerarán la transición del territorio a las energías renovables.

Los resultados hasta la fecha han animado al ADFD a seleccionar para esta nación caribeña un segundo proyecto de energía solar fotovoltaica de 14,3 megavatios: una planta que tendrá capacidad adicional de almacenamiento de baterías de cuatro megavatios, para la cual se han asignado 20 millones de dólares.

El interés del Fondo por impulsar potenciar la energía renovable se deriva de su política de apoyo a los esfuerzos internacionales para ayudar a los países en desarrollo a alcanzar las prioridades energéticas, así como de su compromiso de promover los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas mediante proyectos de infraestructura en diversos sectores. (Texto y foto: ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *