logo

En Camagüey, encuentro de generaciones mantiene vivo el legado del Comandante Almeida


Camagüey, 12 sep.- Admiración, anécdotas, nostalgias, matizaron el conversatorio que sostuvieron ex combatientes del III Frente Oriental Mario Muñoz Monroy con pioneros de 6to grado de la escuela Grandes Alamedas, en Camagüey, en ocasión del aniversario 11 de la desaparición física de Juan Almeida Bosque. 

Desde las vivencias de estos guerrilleros, los niños pudieron profundizar en la vida del Comandante de la Revolución, y conocer de su lealtad inquebrantable a Fidel, a quien le tenía una fe infinita.

“En tiempos en que las nuevas tecnologías proveen de gran cantidad de información, sobre todo a los jóvenes, es necesario que conozcamos nuestra historia para poder discernir entre lo real y lo falso”; dijo Nancy Ramírez Morán, funcionaria de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana en Camagüey.

Y justo eso fue lo que ocurrió: un acercamiento más humano a la historia, desde las vivencias de quienes la construyeron.

Por eso, cuando al término del fructífero intercambio se les preguntó a los niños quién de ellos mantendría vivo el legado de los hombres que nos legaron la Revolución, todos, al unísono, respondieron con un “yo”.    

En tiempos en que los enemigos de la Revolución ven en los más jóvenes la posibilidad de apoderarse de Cuba, se hace necesario recordar las palabras del Comandante Almeida que dieron aliento a los expedicionarios del Granma durante el combate de Alegría de Pío: “¡Aquí no se rinde nadie!”. (Texto y foto: Idaylen Rodríguez/ Estudiante de Periodismo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *