logo

Por Yusarys Benito Deliano/Radio Cadena Agramonte

La urbe se llenó de sencillez y elegancia. Era tarde, la lluvia cesó para que, desde el Centro de Convenciones Santa Cecilia de Camagüey, el legado de un hombre llegue a futuras generaciones de agramontinos.

Por eso, el Salón Plenario de la céntrica edificación cultural fue nombrado “Doctor Eusebio Leal Spengler” y, ahora, el espacio cuenta con su guía para seguir hablando de patrimonio, en un evento inspirado en sus enseñanzas: el Simposio Desafíos en el Manejo y Gestión de Ciudades.

“Lo hacemos para que él presida todos los debates", dijo José Rodríguez Barreras, director de la Oficina del Historiador de la urbe camagüeyana, quien destacó de la figura de Eusebio su excepcionalidad como cubano.

José Rodríguez también compartió anécdotas de sus visitas a la Ciudad de los Tinajones y siempre se refirió a la humildad de Leal. Lo hizo desde la amistad que compartieron, de los sueños que aún faltan por cumplir para que el “Gran Camagüey”, también de Eusebio, sea más hermoso y digno de su orgullo por la villa.

Allí, en el Salón que lleva su nombre está la foto que acompañó el libro de condolencias el pasado agosto cuando los camagüeyanos, rindieron honores al historiador que hoy regresa a la tierra del Mayor para no despedirse jamás.

Lea también: Despedida a Eusebio desde El Camagüey

Eusebio Leal Spengler, el hombre de la voz mesurada, la conversación amena y la guía oportuna, será siempre un fiel amigo de esta ciudad que recordó, en una tarde de lluvia, su suave andar por los adoquines principeños. (Yusarys Benito Deliano/Radio Cadena Agramonte) (Fotos: Sitio Web de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *