logo

Mercenarios capturados por las fuerzas cubanas

La Habana, 14 sep.- De un premio a la derrota calificó el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, la condecoración Bahía de Cochinos otorgada al presidente estadounidense, Donald Trump.

“Cualquier condecoración en #EEUU sobre Bahía de Cochinos es un premio a la derrota. Quien honre así al presidente, lo tilda de fracasado”, subrayó Rodríguez en su cuenta de Twitter, en alusión al orgullo de Trump por ese premio, que representa la fallida invasión mercenaria a la isla en abril de 1961.

“La maquinaria política anticubana del sur de Florida es corrupta y deshonesta, mal aconseja al presidente con un rumbo aislado y repudiado”, añadió el jefe de la diplomacia de la isla.

Conocida como la primera gran derrota del imperialismo en América Latina, la invasión a Playa Girón (Bahía de Cochinos, occidente) estuvo precedida por bombardeos simultáneos a tres bases aéreas militares de la mayor de las Antillas, el 15 de abril de 1961.

En el sepelio a las víctimas, al día siguiente (16), el líder Fidel Castro proclamó el carácter socialista de la Revolución cubana, un rumbo seguido hasta la actualidad.

El 17 de abril una fuerza de mil 500 mercenarios desembarcó por las inmediaciones de la Ciénaga de Zapata con el fin de derrocar al proceso revolucionario.

Tres días y dos noches de intensos combates bastaron para terminar con la agresión largamente preparada desde Washington y ejecutada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés).

El propósito era formar una cabeza de playa para establecer un gobierno provisional, el cual solicitaría el reconocimiento y la intervención de Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos (OEA). (PL) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *