logo

Por Maykel Torres La Rosa/ Radio Cadena Agramonte

Los Camagüeyanos, como toda Cuba, recordamos con tristeza la voladura en  pleno vuelo de una nave de Cubana de Aviación, en la que hace 44 años perdieron la vida las 73 personas a bordo, hecho considerado uno de los actos más sangrientos contra la isla caribeña.

El crimen fue orquestado en Caracas, Venezuela, por dos terroristas de origen cubano, Luis Posada Carriles y Orlado Bosch, quienes emplearon a los venezolanos Hernán Ricardo y Freddy Lugo.

Entre los pasajeros que perecieron en el abominable atentado se encontraban 24 integrantes de la selección de esgrima de Cuba, quienes compitieron exitosamente en el IV Campeonato Centroamericano y del Caribe, con sede en Caracas, Venezuela.

Esos atletas serán campeones eternos y sus medallas de oro no yacerán en el fondo del océano, porque han ascendido para siempre  al Olimpo de los mártires de la Patria.

El Crimen de Barbados  demuestra el peligro del terrorismo de Estado y la importancia de la cooperación internacional en la lucha contra ese flagelo. (Foto: Archivo)


 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *