logo

La Habana, 8 oct.- El Departamento de Meteorología del Instituto Superior de Tecnologías y Ciencias Aplicadas de Cuba apuesta hoy por contar con herramientas propias que permitan una vigilancia proactiva de los fenómenos climatológicos.

Albenis Pérez, máxima responsable de esa oficina explicó que el sistema para el pronóstico de los ciclones tropicales busca responder a la necesidad de dar seguimiento a los disturbios atmosféricos que el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos clasifica con potencialidades de desarrollo para esta área geográfica.

También, -agregó Pérez- a todos los ciclones tropicales, que se forman en la cuenca del Atlántico Norte.

Esta herramienta se basa en el componente atmosférico del modelo Hurricane Weather Research and Forecasting y tiene configurados dos dominios de cómputo, que permiten seguir el centro de la tormenta durante el proceso de integración, explicó Pérez citada por el diario Granma.

Además, el sistema está completamente automatizado y se encuentra operativo, a diferencia de otros modelos, únicamente puestos en marcha durante la temporada ciclónica en esta área.

La física que describe los procesos atmosféricos en este sistema está más dirigida a la representación de los procesos dinámicos y termodinámicos que ocurren en los ciclones tropicales y su interacción con el medioambiente que los rodea, argumentó la experta.

"A partir del procesamiento de las salidas del sistema para el pronóstico de los ciclones tropicales, y la incorporación de los partes emitidos por otros modelos internacionales, podemos tener entonces un pronóstico de intensidad del ciclón tropical, cono de trayectoria, representación de los campos de viento y presión atmosférica a nivel del mar, así como la fuerza del viento, las precipitaciones acumuladas y otros datos que pueden ser de interés para los meteorólogos", comentó.

La principal diferencia –dijo Pérez- se encuentra en la funcionalidad para la cual están diseñados cada sistema.

Los primeros dos sistemas, al tener los dominios de cómputo centrados solo sobre el territorio cubano, no permiten hacer un seguimiento de la trayectoria y la intensidad de los ciclones tropicales desde su formación en las aguas del océano Atlántico Norte, aclaró.

Sin embargo, el sistema para el pronóstico de los ciclones tropicales es específico para este tipo de eventos atmosféricos y su espectro de análisis se mueve en dependencia de la ubicación del centro del fenómeno, lo cual resulta muy efectivo para un pronóstico temprano, puntualizó la especialista. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *