logo

Moscú, 30 oct.- El presidente Vladimir Putin analizó hoy con los miembros del Consejo de Seguridad de Rusia el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán, en torno al enclave montañoso de Nagorni Karabaj, informó el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov.

El portavoz presidencial señaló que el tema de Nagorni Karabaj estuvo entre los analizados por el citado órgano, en el que también se abordaron asuntos priorizados como la formación de un fondo de reserva material del estado, entre otros.

Además, Peskov comentó que Putin mantiene un contacto permanente con los máximos líderes de Armenia y Azerbaiyán sobre un amplio espectro de asuntos, mientras que el despliegue de un contingente de pacificación en Nagorni Karabaj debe ser aceptado por los enfrentados, consideró.

En Ginebra, tras un acuerdo alcanzado en ese sentido la víspera, se reunieron esta jornada los ministros de Asuntos Exteriores de Armenia, Zagrab Mnatskanian, y de Azerbaiyán, Dzheijun Boiramov.

Desde Bakú, el ministerio de Defensa señaló que el ejército armenio atacó varias localidades periféricas de la región de Nagorni Karabaj como Gerenboi, Terter y Agdam.

Además, esa dependencia desmintió versiones desde Ereván sobre un intento de ataque azerí en el norte del citado enclave montañoso, donde habrían causado grandes bajas a las fuerzas de Azerbaiyán.

Bakú también mostró imágenes de un misil lanzado por un sistema coheteril Smersh del ejército armenio contra la ciudad de Barda, donde la parte azerí aseguró ayer que perecieron 19 civiles. Tal versión fue desmentida por Armenia.

De su lado, el ministerio armenio de Defensa publicó la grabación de declaraciones de un extremista sirio que fue hecho prisionero durante los combates en Nagorni Karabaj, y quien confesó que fue entrenado por instructores militares turcos.

Mujammad Alshjer, oriundo de la ciudad siria de Hama, confesó que a la zona de los combates fue enviado con otros 250 extremistas, indicó el ministerio de Defensa.

De su lado, el primer ministro armenio, Nikol Pashinian, se reunió en Ereván con el vicecanciller iraní Abbas Arachki, quien expresó su preocupación por la continuidad de los combates y por los ataques contra civiles e instalaciones no militares.

Arachki también viajó a Bakú. La parte azerí consideró que Teherán puede aportar a la solución del conflicto, pues está interesado en la paz y seguridad de la región, señaló la presidencia azerbaiyana. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *