logo

La Habana, 5 nov.- El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, calificó hoy a la ayuda militar que su país brindó a Angola 45 años atrás, como un ejemplo de solidaridad.

La denominada Operación Carlota, iniciada el 5 de noviembre de 1975, es ejemplo del internacionalismo del pueblo de la isla, señaló el canciller en su cuenta de Twitter.

“Los más de 300 mil cubanos que lucharon por la libertad y contra el Apartheid en tierras africanas honraron los lazos históricos que nos unen a este continente”, añadió el jefe de la diplomacia de la nación caribeña.

El 5 de noviembre de 1975, a solicitud del Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA), el Gobierno cubano decidió apoyar de modo directo a la nación africana con el envío inicial de un batallón de tropas especiales del Ministerio del Interior.

Para preservar su independencia de la antigua metrópoli portuguesa, pero también de las amenazas de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense, de Sudáfrica y Zaire (hoy República Democrática del Congo), el líder del MPLA, António Agostinho Neto, solicitó a Cuba armas e instructores.

De 1975 a 1991 alrededor de 300 mil cubanos participaron en la epopeya africana y más de dos mil perdieron la vida, cuyos restos fueron repatriados durante la denominada Operación Tributo.

La cooperación militar de la mayor de las Antillas en Angola contribuyó a la liberación de Namibia (en marzo de 1990) y el fin del sistema de segregación racial en Sudáfrica.

Al decir del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, conductor de aquella misión, fue una extraordinaria hazaña de nuestro pueblo, muy especialmente de la juventud, y pocas veces se ha escrito una página igual de altruismo y solidaridad internacional. (Texto y foto: PL)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *