logo

La Habana, 13 nov.- Cuba avanza hoy en la rehabilitación de redes eléctricas y viales, la atención a familias damnificadas y acelera las actividades agrícolas, como parte del plan de recuperación tras el paso de la tormenta tropical Eta.

La víspera el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil decretó que las provincias Pinar del Río (occidente), Villa Clara, Cienfuegos y Sancti Spíritus (todas en el centro), fuertemente afectadas por las lluvias del evento, pasaran a la fase recuperativa.

A tono con la decisión, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y otros dirigentes gubernamentales, llegaron hasta las zonas más afectadas por Eta, para evaluar las principales afectaciones y las medidas de recuperación en cada territorio.

El recorrido del mandatario comenzó por la central provincia de Villa Clara, donde conoció sobre la activación de 94 centros para la evacuación, y la protección de 25 mil personas, la mayoría en casas de familias, debido al fenómeno hidrometeorológico.

Allí calificó de severos los daños ocasionados por el evento meteorológico, y convocó a una recuperación inmediata y con participación popular, reseña el perfil de la Presidencia en Twitter.

Posteriormente el mandatario llegó hasta la provincia de Cienfuegos, en la cual Eta dejó un acumulado de 179,5 milímetros de lluvia y cuyos embalses están al 97,2 por ciento de llenado.

Mientras, el vicepresidente cubano, Salvador Valdés, viajó a las provincias orientales de Santiago de Cuba y Granma, para intercambiar con productores agropecuarios y exhortar a los pobladores a responder con decisión ante los golpes de la naturaleza y el impacto del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos desde hace casi seis décadas.

Por su parte, el primer ministro Manuel Marrero tuvo un encuentro con pobladores de la comunidad Guayacanes, en el municipio de Majagua, de la central provincia de Ciego de Ávila, y aseguró que “poco a poco seguiremos ayudando y recuperando”.

El primer ministro se trasladó a Sancti Spíritus, también muy afectada por las intensas lluvias asociadas a Eta, y junto a las autoridades de la provincia, conoció de los daños y las tareas de recuperación acometidas desde el cese de las precipitaciones.

La tormenta tropical atravesó el centro de la mayor de las Antillas este fin de semana y ahora se mueve próximo a la costa este de los Estados Unidos.

Una vez que los distintos puntos de la geografía de la isla no estaban amenazados por la tormenta tropical, se procedió a la identificación de las afectaciones y la recuperación.

Los daños del fenómeno están concentrados en la agricultura, viales, viviendas, y suministro de agua y electricidad. (PL)(Foto: Estudios Revolución)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *