Camagüey, deporte, instalaciones deportivas

El deporte camagüeyano, orgullo del pueblo.


Con el triunfo revolucionario el primero de enero de 1959 se estimuló la práctica masiva del deporte y la educación física, al tiempo que se hizo gratuito el acceso a todo tipo de espectáculo deportivo.

Tras el inicio del programa de transformación social comenzaron los primeros pasos y el deporte para todos fue uno de los principios que en esta esfera caracterizó la actividad física, desde el punto de vista recreativo; para ello se crearon los complejos de vinculación deportivo que llevaron las actividades de este tipo a todos los rincones del país.

El estado cubano se dio a la tarea de continuar desarrollando el deporte, no sólo desde el punto de vista competitivo, sino como expresión del modo de vida de todo un pueblo.

De ahí, que se masificó aún más esta actividad, a través del perfeccionamiento de los planes de entrenamiento, llevando la actividad física a los lugares más recónditos del país y se aumentó el nivel científico de los entrenadores y preparadores deportivos.

La preocupación por el desarrollo del deporte ha traspasado los límites del territorio nacional, siendo una premisa de la Revolución cubana hacer extensiva la colaboración deportiva a otras regiones del mundo.

En Camagüey, se realiza un intenso plan de reparación, modificación y reanimación de instalaciones deportivas, con el mérito de ejecutarse en un momento sumamente complejo para todo el país, por las conocidas limitaciones de todo tipo, surgidas fundamentalmente por el recrudecido bloqueo económico impuesto por el gobierno estadounidense.

Disponer de instalaciones deportivas adecuadas y de un personal técnico preparado, con voluntad de hacer y de incorporar todo tipo de iniciativas en función de un resultado, constituyen garantías a tener en cuenta, para sostener los logros del deporte camagüeyano. (Texto: Internet y Florencio Rodríguez Peláez) (Diseño: Nathalie Valerón Saavedra)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *