Cuba,bomberos, incendio, base de supertanqueros, Matanzas

Permanente desvelo de los bomberos contra desastres


La Habana, 11 ago.- El Cuerpo de Bomberos de Cuba (CBC) consideró que en su enfrentamiento a los más disimiles desastres, el devastador incendio en la base de supertanqueros de Matanzas es comparable con otros sucesos de magnitudes considerables para el país.

Especialistas de la institución, del Ministerio del Interior, facilitaron a la Agencia Cubana de Noticias una especie de cronología preliminar sobre tales casos, según la cual, el primero de ellos se remonta al siglo XIX.

Entonces, la mayor catástrofe de la época ocurrió por noche del 17 de mayo de 1890, cuando se incendió el almacén de la ferretería de Juan Isasi, ubicada en la esquina de las calles Mercaderes y Lamparilla, en La Habana Vieja.

Allí perdieron la vida 38 personas, entre ellas 25 bomberos, agentes del orden público, marineros y espectadores, con un saldo de numerosos heridos y mutilados.

Lea también: Minuto a minuto: Incendio en zona industrial de Matanzas III (+Fotos y Videos)

Relacionaron a continuación los sucesos del cuatro de marzo de 1960, fecha en que los obreros portuarios se dedicaban a la descarga del buque francés. La Coubre, que había arribado al puerto habanero con armamento necesario para la defensa del país. En sus bodegas traía 31 toneladas de granadas y 44 toneladas de municiones.

Una explosión lo estremeció y de inmediato soldados del Ejército Rebelde, de la Policía Nacional Revolucionaria, bomberos y pueblo en general, acudieron a prestar ayuda en el rescate de heridos y los cadáveres, pero una segunda explosión cobró nuevas víctimas..

Todas las evidencias señalan a la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos vinculada con este acto terrorista, que provocó un centenar de muertos, incluyendo 34 desaparecidos, 400 heridos o lesionados —decenas de ellos incapacitados de por vida— y como consecuencia, decenas de viudas y más de 80 huérfanos.

En la lista figuran también varios accidentes aéreos, el más catastrófico de los cuales, resultó el del vuelo doméstico de pasajeros de un Boeing 737-200, perteneciente a la compañía aérea mexicana Aerolíneas Damojh S.A. de C.V. (Global Air) y arrendado a Cubana de Aviación.

La nave se estrelló el 18 de mayo de 2018 minutos después del despegue entre el Aeropuerto Internacional José Martí y la localidad de Santiago de Las Vegas, en el municipio Boyeros de la capital cubana. Hubo 112 víctimas fatales.

La relación concluyó con el accidente del seis de mayo pasado, cuando una fuerte explosión provocó varios fallecidos y heridos, y graves daños en la infraestructura del Hotel Saratoga.

Poco después empezaron las labores de rescate, en las que intervinieron fuerzas de varios cuerpos especializados, con auxilio de drones y técnica canina.

El siniestro se produjo mientras se realizaba trasiego de gas licuado desde un camión cisterna hacia la instalación hotelera, aunque lo sacaron de su cercanía sin que explotara y así y todo el estallido causó la muerte de 47 personas (25 del sexo masculino y el resto del femenino).

El General de División Lázaro Alberto Álvarez Casas, ministro del Interior, felicitó 13 de noviembre último al Cuerpo de Bomberos de Cuba por cumplirse el aniversario 325 de su fundación “con una historia llena de hechos heroicos y derroche de valentía que conforman páginas gloriosas”.

El Gobierno Revolucionario, el 18 de mayo de 1964, dictó la Ley 1156, que transfirió al Ministerio del Interior los servicios de prevención y extinción de incendios.

La decisión obedeció al incremento de los sabotajes organizados desde Estados Unidos en hoteles, círculos infantiles, centros comerciales y económicos, que provocaron múltiples incendios, numerosos muertos, heridos y cuantiosas pérdidas. (Texto y foto: ACN)

 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *