Cuba, Miguel Díaz-Canel, XIV Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización y Problemas del Desarrollo

Cuba ante los desafíos y retos es seguir construyendo


La Habana, 17 nov.- El desorden del sistema monetario y financiero internacional es el principal obstáculo para lograr el derecho al desarrollo en los países del Sur, aseguró Miguel Díaz-Canel, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República.

Tal reflexión la hizo en un seminario con expertos de varias instituciones académicas de la región, al calor del XIV Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización y Problemas del Desarrollo, con sede en el Palacio de Convenciones La Habana.

Expertos de la Red de Estudios de la Economía Mundial (Redem), de la Sociedad de Economía Política y Pensamiento Crítico en Latinoamérica (Sepla) y del Grupo de Trabajo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (GT Clacso) abordaron aspectos sobre el actual orden monetario y financiero internacional y sus desafíos a un pensamiento crítico, con ejemplos de lo que sucede en varias naciones y regiones. 

Eventos como este, la participación de ustedes, sus enfoques, nos dan aprendizaje y luz para lo que tenemos que hacer, pero también nos ratifican muchas condiciones, porque lo que ustedes están denunciando y discutiendo aquí es parte de lo que nosotros también estamos enfrentando y de las convicciones que tenemos, les dijo el mandatario.

Subrayó que su presencia junto a ellos se debía fundamentalmente al compromiso con el rescate de estos encuentros de Globalización fundados por el Comandante en Jefe Fidel Castro, de ahí el pedido a la Asociación Nacional Economistas y Contadores de Cuba de realizarlos cada dos años.

Otra razón está en el aprendizaje para quienes tenemos tareas de dirección, en un país que construye el Socialismo a 90 millas del imperialismo norteamericano, manifestó.

Díaz-Canel explicó que el recrudecido bloqueo estadounidense que enfrenta el país obliga a un enfoque desde la economía política y del marxismo a todo cuanto se haga, en aras de corregir errores por lo cual en la transmisión de saberes a los cuadros del Partido y Estado participan científicos, juristas, economistas y otros profesionales integrando grupos de expertos.

Al referirse a lo que llamó desorden del sistema monetario y financiero internacional, señaló que desde la presidencia pro tempore del Grupo de los 77 y China, Cuba se propuso impregnarle mayor actividad, pero comprobó que la prometida ayuda de algunas potencias e instituciones bancarias es una mentira y ni tan siquiera cumplen con el principio de responsabilidad compartida con el medioambiente.

El Presidente cubano abundó en las trampas que intentan imponerle al Tercer Mundo, de ahí su valoración de que ese sistema monetario y financiero es el principal obstáculo a su desarrollo.

Cuando las brechas de la desigualdad entre el Norte y el Sur siguen creciendo al igual que el endeudamiento, sólo en la cumbre de los BRICS el Grupo de los 77 y China encontró un enfoque diferente, de inclusión y de sensibilidad, puntualizó.

Aludió Díaz-Canel a la exposición que hizo Pasqualina Curcio, de la Universidad Simón Bolívar, quien explicó cómo en Venezuela, como parte de la guerra económica contra la Revolución Bolivariana, el imperialismo ha inducido el tipo de cambio para afectar los precios de bienes y servicios

Ello genera inflación y desencadena desestabilización económica y política, además de estar en marcha toda una campaña de descrédito y de culpabilidad hacia el gobierno de Nicolás Maduro.

Señaló que algo muy parecido están intentando hacer en Cuba, donde junto con el recrudecimiento del bloqueo, y la arbitraria inclusión de la Isla en la lista de Estados promotores del terrorismo, pretenden convertir a los nuevos actores económicos en "agentes del cambio de régimen".

Paralelamente a las acciones de asfixia económica, advirtió, el imperialismo dispone de una plataforma dedicada a la colonización cultural, con la cual tratan de imponer su ideología no solo en Cuba, sino en el mundo.

El jefe de Estado cubano destacó que sin dejar de reconocer las insatisfacciones por todo lo que falta por lograr, por corregir o rectificar, a pesar de las serias limitaciones de recursos, ningún Estado ha hecho tanto en materia de salud, educación y otros sectores.

Abundó entonces en lo que llamó resistencia creativa, en la búsqueda de soluciones con nuestros propios recursos y talentos, tal cual sucedió durante el enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19 con la creación de las vacunas cubanas.

No sólo resistimos, sino que crecimos, afirmó el mandatario, además de recalcar que la respuesta de Cuba ante los desafíos y retos es seguir construyendo una Revolución Socialista. (ACN) (Foto: PL)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *