Estados Unidos, Antártida, hielo marino, satélite Nimbus-7, Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio

Deshielo de la Antártida es mayor de lo normal


Washington, 12 abr.- El hielo marino antártico alcanzó su extensión anual más baja el 20 de febrero último, con un total de 1,99 millones de kilómetros cuadrados, según datos recogidos por el satélite Nimbus-7, a cargo de la NASA.    

Los cambios se observaron por sensores de microondas a bordo de ese equipo, a cargo de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOA), cuyo reporte indicó que esa cifra es un 30 por ciento inferior a la media de finales del verano en el período que va desde 1981 a 2010.

Este ciclo antártico de congelación y descongelación se produce cada año, y el hielo alcanza su menor tamaño durante el verano del hemisferio sur, explicaron especialistas de esas instituciones estadounidenses.

La extensión del hielo marino se define como la superficie total del océano en la que la fracción de cubierta de hielo es de al menos el 15 por ciento.

El mínimo de este año está empatado con el de febrero de 2022 para la segunda cobertura de hielo más baja alrededor de la Antártida, y cerca del mínimo histórico de 2023 de 1,79 millones de kilómetros cuadrados.

Con el último retroceso del hielo, este año marca la media trienal más baja de cobertura congelada observada alrededor del continente antártico a lo largo de más de cuatro décadas de mediciones.

Según los científicos de la NASA y del Centro Nacional de Datos sobre la Nieve y el Hielo, la pérdida recurrente apunta a un cambio a largo plazo de las condiciones en el océano Glacial Antártico, probablemente derivado del cambio climático global.

Mientras tanto, la tendencia de 46 años de reducción y adelgazamiento del hielo en ese océano no muestra signos de invertirse.

Una menor cobertura de hielo permite que las aguas marinas calienten la atmósfera sobre los polos, lo que provoca un mayor deshielo, en un círculo vicioso de aumento de las temperaturas, precisaron los expertos.

Históricamente, la superficie de hielo marino que rodea al continente antártico ha fluctuado drásticamente de un año a otro, pero el promedio a lo largo de décadas se ha mantenido relativamente estable, sin embargo en los últimos años, la cobertura de hielo marino alrededor de la Antártida disminuye a pasos gigantes, aseguraron. (PL) (Foto: Tomada de Internet)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *