Australia, hábitats, océano Austral, hielo, fondo, mar

Alertan sobre cambios en los hábitats del océano Austral


Canberra, 19 oct.- Un equipo de 205 autores de 19 países alertó que los hábitats del océano Austral, desde el hielo de la superficie hasta el fondo de las profundidades del mar, están cambiando.

El calentamiento del océano, la disminución del hielo marino, el derretimiento de los glaciares, el colapso de las plataformas de hielo, los cambios en la acidez y las actividades humanas directas como la pesca, impactan diferentes partes del océano y sus habitantes, publicó el portal The Conversation.

Estos organismos, desde plantas microscópicas hasta ballenas, enfrentan un futuro cambiante y desafiante y es probable que especies fundamentales importantes como el krill antártico disminuyan, con consecuencias para todo el ecosistema.

La evaluación enfatiza que el cambio climático es el impulsor más importante del cambio de especies y ecosistemas en el Océano Austral y la costa de la Antártida y pide medidas urgentes para frenar el calentamiento global y la acidificación de los océanos.

Los expertos revelan la necesidad urgente de inversión internacional en evaluaciones y observaciones científicas sostenidas durante todo el año y en todo el océano.

También piden desarrollar modelos mejor integrados de cómo los cambios individuales en las especies, junto con los impactos humanos, se traducen en cambios a nivel de sistema en las diferentes redes alimentarias, comunidades y especies.

Dicho informe se presentará en la reunión internacional de esta semana de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos en Hobart, el organismo internacional responsable de la conservación de los ecosistemas marinos en el Océano Austral, con miembros de 26 naciones y la Unión Europea.

El Océano Austral es un sistema crucial para el sustento de la vida, no sólo para la Antártida sino para todo el planeta.

Igualmente, el hielo marino es para la vida en el Océano Austral lo que el suelo es para un bosque, pues es la base de los ecosistemas marinos antárticos, y para toda la vida silvestre, desde el krill hasta los pingüinos emperador y las ballenas.

? La zona de hielo marino proporciona alimento esencial y protección para el krill antártico joven y los peces pequeños y favorece el crecimiento expansivo del fitoplancton en primavera, nutriendo toda la red alimentaria.

Sobre esta plataforma se reproducen los pingüinos, descansan las focas y alrededor de ella se alimentan las ballenas. (Texto y foto: PL)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *