Camagüey, Cuba, playa Santa Lucía, Turismo azul resiliente, cambio climático

Turismo Azul en Santa Lucía: productos turísticos con enfoque de sostenibilidad (+ Fotos, Postal, Infografía y Video)


Por: Damaris Hernández Marí/ CIMAC Camagüey.

Cada vez son más los clientes que optan por destinos turísticos que les ofrezcan no solo descubrir nuevos lugares, sino también la experiencia de contribuir al bienestar de las comunidades locales e involucrarse en prácticas sostenibles de conservación y cuidado de sus ecosistemas.

El turismo azul brinda esa posibilidad al impulsar una economía inteligente, sustentable e integradora a partir del uso racional y sostenible de los recursos naturales.

El proyecto Turismo azul resiliente en contexto de cambio climático: destino playa Santa Lucía, que comenzó su implementación en marzo de este año y se extenderá hasta diciembre de 2025, tiene como objetivo, precisamente, implementar un paquete tecnológico que propicie el desarrollo del turismo azul resiliente en el balneario camagüeyano.

Este proyecto de innovación, adscrito al Programa Territorial Desarrollo sostenible del turismo en la provincia de Camagüey, cuenta con el liderazgo del Centro de Investigaciones de Medio Ambiente de Camagüey (CIMAC) y la participación de especialistas de las delegaciones provinciales de los ministerios del Turismo y de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), las universidades de Camagüey y de Guantánamo, y la Empresa Provincial de la Flora y la Fauna.

Entre los resultados científicos previstos se encuentran los relacionados con la implementación de la estrategia de desarrollo turístico de playa Santa Lucía bajo el enfoque de turismo azul resiliente, la creación de un área protegida Paisaje Natural Protegido para la conservación y uso sostenible de los ecosistemas marino-costeros, el diseño de la marca turismo azul del destino y la capacitación a diversos sectores acerca de este nuevo enfoque turístico como medida de adaptación al cambio climático.

Dentro de este gran paquete de tecnologías orientadas a la revitalización de Santa Lucía destaca por los atractivos que ofrecerá a visitantes extranjeros y nacionales el diseño de nuevos productos basados en el uso sostenible de los ecosistemas marino-costeros.

Productos turísticos con enfoque azul

Aunque aún se trabaja en la conceptualización de la propuesta final sobre los productos turísticos este resultado del proyecto muestra avances significativos.

El máster en ciencias Jesús Miguel Rodríguez Rubinos, profesor auxiliar del Departamento de Turismo de la Universidad de Camagüey, contó a Radio Cadena Agramonte que “como parte del resultado se constituyó un Grupo de Pensadores de Diseño, con un enfoque transdisciplinario. El trabajo colectivo, la creatividad, y su visión integradora han permitido avanzar en la conceptualización y diseño de varias propuestas de productos”.

- ¿Cuáles son las premisas que guían el diseño de estos nuevos productos?

- “Bajo el nuevo paradigma del Turismo Azul se cambia la lógica de poner los recursos del ecosistema en función del turismo y se adopta el principio de un turismo en función de los recursos del ecosistema. Son productos basados en los recursos que brinda el ecosistema del destino, que satisfagan las expectativas de los clientes, les propicie la oportunidad de participación en su conservación y en acciones que respalden su resiliencia, sin olvidar la implicación comunitaria”, explicó.

El equipo trabajó en el diseño de uno de los productos turísticos que tendrá por nombre Club Cliente Azul y que incorpora el uso de los fangos medicinales obtenidos en la salina El Real. En este sentido, identificaron actividades que se deben garantizar desde el punto de vista hotelero y su comercialización, las exclusividades que podrán disfrutar los clientes de este club en las actividades náuticas, así como las acciones necesarias para la posible utilización de los fangos medicinales.

Sobre los beneficios de incorporar los fangos medicinales de producción local, el profesor de la casa de altos estudios acotó: “volver la mirada hacia los recursos del ecosistema, más allá de lo convencional de sol y playa, permite diversificar y darle valor de uso a recursos endógenos, sostenibles y con valores terapéuticos ampliamente identificados. 

El enfoque de economía azul y turismo azul hace un llamado a volver la mirada a lo que aporta el ecosistema. Esto genera empleo, diversifica la actividad económica de la industria salinera y propicia el encadenamiento entre los actores del destino. Es, además, un producto basado en el conocimiento y la innovación, aplica la experiencia y el conocimiento de la comunidad que lo ha empleado de forma natural y tradicional, y tiene el respaldo de investigaciones y la caracterización físico-química de los fangos”.

Otros productos en los cuales se trabaja incluyen entre sus atractivos exclusivos para los clientes el turismo especializado de buceo, la siembra de corales en los sitios identificados que requieren de reforestación y la participación en actividades encaminadas a la conservación del medio ambiente en áreas de Santa Lucía.

Aportes azules al sector del turismo en Cuba

Ante las demandas del sector turístico las expectativas con la implementación del proyecto son altas. Así lo confirmó la máster en ciencias Ivón Montejo Salgado, subdelegada de Cubanacán Hoteles en Camagüey.

“La modalidad turística que mayormente se comercializa en Santa Lucía es el turismo de sol y playa, como mismo ocurre en los principales destinos de Cuba, incluso en los que están mejor posicionados. Entre los impactos que esperamos del proyecto está la diferenciación de Santa Lucía con respecto a otros destinos, que le confiera una nueva imagen y que le dé un valor añadido en cuanto a la sostenibilidad y los aportes medioambientales, elementos que buscan muchos clientes que nos visitan y otros que podemos incorporar y captar como clientes potenciales”.

Afirmó que Cubanacán está totalmente insertado en la implementación de las contribuciones teóricas y prácticas del proyecto a esa cadena hotelera, y que incluirán los productos turísticos concebidos con este enfoque en su comercialización una vez que estén diseñados, cotizados y se hayan identificado los canales de distribución.

Tanto Rodríguez Rubinos como Montejo Salgado coinciden en que el mayor reto radica en la identificación de la demanda de los productos y su introducción comercial, en lo cual deben seguirse las reglas del mercado y la comunicación. No obstante, cuentan con la experticia del equipo y ya laboran en este sentido.

Ante la pregunta de por qué Santa Lucía necesitaba un proyecto de esta envergadura el profesor José Miguel Rubinos sentenció: “El Turismo Azul lo será no por mero propósito o etiqueta de moda, sino porque se basa en los principios identificados de incorporar las soluciones basadas en naturaleza; trabajar con los recursos locales disponibles; fomentar el respeto a lo natural, pero también a lo social y cultural, pues en el ecosistema todo está conectado; e implementar soluciones innovadoras que involucran la sociedad y el medio natural.

Solo si seguimos estos principios estaremos contribuyendo desde el turismo a generar resiliencia en el destino frente a los retos de los cambios del entorno. Los complejos escenarios económicos, sociales y ambientales requieren de acciones de adaptación proactivas que permitan mantener la identidad y esencias del sistema turístico”. (Fotos: Página en Facebook Camagüey Travel y de la autora) (Infografía, postal y video: de la autora)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *