Cuba, reencuentro, Bruno Rodríguez Parrilla, IV Conferencia La Nación y la Emigración

Bruno Rodríguez: nos honra que estén en la Patria en este reencuentro


La Habana, 18 nov.- En Cuba está la sustancia materna, el origen, la esencia, el pueblo, nos honra que estén en la Patria en este reencuentro, dijo hoy Bruno Rodríguez Parrilla,  ministro de Relaciones Exteriores (Minrex)  a los participantes en la IV Conferencia La Nación y la Emigración.

Ante Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, el Canciller dio la bienvenido a los 371 asistentes al evento, y expresó que la nación crece, se manifiesta y se presenta orgullosa por el mundo cada vez con más amplitud donde quiera que haya un cubano que lleve en el alma el sentimiento de la Patria.

Rodríguez Parrilla recordó al Comandante en Jefe Fidel Castro, líder de la Revolución, precursor del diálogo con la comunidad cubana residente en el exterior en el año 1978, antecedente de estas conferencias en 1994,1995 y 2004, y expresó que esta cita constituye una muestra afortunada e inequívoca del fortalecimiento continuo e irreversible de los vínculos entre Cuba y sus nacionales.

Es un encuentro para reflexionar e intercambiar sobre temas de la nación y acerca de los vínculos con los connacionales que viven en el exterior, el respeto irrestricto a la soberanía e independencia de la Patria y la voluntad común de continuar fortaleciendo y diversificando nuestros lazos son premisas que compartimos, aseguró.

Se refirió a la actual situación por la que atraviesa el país, signado por el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero que impone el gobierno de los Estados Unidos, que genera impacto sociales visibles que afectan el nivel de vida, la satisfacción de necesidades, los servicios sociales y el bienestar de nuestro pueblo.

El ministro de Relaciones Exteriores dijo: estamos convencidos de que encontraremos con nuestro propio esfuerzo la salida a tan complejo escenario, la historia revolucionaria de Cuba registra varios momentos de grandes dificultades y siempre hemos logrado salir adelante.

Tenemos una historia de la que podemos sentirnos orgullosos con proezas aparentemente inconcebibles para un país de las dimensiones del nuestro, heredero de un potencial económico subdesarrollado y sometido a la permanente agresión del gobierno más poderoso del planeta, aseveró.

Agradeció por los donativos recibidos durante la etapa más crítica de la COVID-19 que contribuyeron a garantizar los insumos necesarios para la campaña de vacunación, así como también la ayuda enviada ante fenómenos meteorológicos que afectaron al país.

Explicó que el gran desafío en política exterior es la hostilidad de los gobiernos de los Estados Unidos su empeño en negar el derecho a la libre determinación y en dominar nuestra nación, el elemento fundamental y determinante continua siendo el bloqueo sostenido originalmente y por definición oficial del propio gobierno estadounidense para privar a Cuba del dinero y suministros, reducir los recursos financieros, y provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno.

Bruno Rodríguez Parrilla reiteró la voluntad de construir una relación respetuosa y civilizada con el gobierno de los Estados Unidos, pero este carece de la voluntad política para avanzar en esa dirección.

En sus emotivas palabras opinó: Nuestra historia tiende a superar el concepto de emigrado por el de cubanos que somos y son, van y vienen en sus disímiles circunstancias, participan, que contribuyen, defienden y enriquecen retornan o se prolongan en sus hijos, sus nietos, sus bisnieto y que seguirán siendo cubanos es la fórmula martiana del amor triunfante escrita con sangre en la bandera de la estrella solitaria. (Texto y foto: ACN)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *