Cuba, Sindicato de Trabajadores del Comercio, la Gastronomía y los Servicios, II Conferencia Nacional, transformaciones, desarrollo socioeconómico

Debaten retos del comercio, gastronomía y servicios en Cuba


La Habana, 19 nov.- El Sindicato de Trabajadores del Comercio, la Gastronomía y los Servicios (STCGS) desarrolló en esta capital, su II Conferencia Nacional para debatir sobre las transformaciones del sector en su afán de aportar al desarrollo socioeconómico de Cuba.

Pedro Víctor Simón Rodríguez, secretario general del gremio,  se refirió a la importancia de elevar la calidad y de diversificar los bienes y servicios que el pueblo merece desde esa área de la Empresa Estatal Socialista, e hizo un llamado a redoblar esfuerzos en las entidades que incumplen planes, que son improductivas y que mantienen pérdidas en su gestión.

Destacó los efectos devastadores del bloqueo económico, comercial y financiero que impone el gobierno de los Estados Unidos a Cuba, el cual deja consecuencias negativas para el sector, como el desabastecimiento de los productos de primera necesidad y la creciente inflación por el aumento descontrolado de los precios.

Ante esa compleja situación, el dirigente sindical precisó que aún se labora en el perfeccionamiento del comercio, medida que abarca el saneamiento financiero y el reordenamiento del comercio minorista.

Las provincias de Cienfuegos, Villa Clara y Mayabeque exhiben mejorías en el año en curso respecto a la autogestión sostenible de sus ofertas gastronómicas y de los bienes y servicios para los habitantes, mientras que La Habana, Santiago de Cuba y Guantánamo reportan niveles más bajos.

Sobre la canasta familiar normada, Simón Rodríguez expresó que los problemas económicos que presenta la nación antillana provocaron la distribución fragmentada de los productos subsidiados y, en algunos casos, hizo que no se entregara ninguno, situación que incide directamente en la población y lacera el sistema mayorista y minorista de ventas.

Pese a esa problemática, las más de 12 mil bodegas cubanas nunca dejaron de expender sus insumos, aseguró.

La gastronomía popular, señaló , se encuentra afectada por la carencia de aseguramientos y por el incremento de los costos de los productos autogestionados, motivo de quejas y descontento entre los consumidores.

Anotó que el perfeccionamiento del Comercio Interior trajo consigo la creación de dos mil 988 unidades empresariales de base, pero la mayoría presenta dificultades en su dirección y en la capacitación de su personal técnico, y asimismo, es insuficiente la aplicación del pago por resultados.

En la Conferencia Nacional se conoció que hay una crítica situación con la política de cuadros del STCGS, y se informó sobre las condiciones laborales de algunos centros mayoristas, de elaboración y frigoríficos, y también del estado constructivo de las bodegas.

Jorge Luis Tapia Fonseca, vice primer ministro, planteó la importancia del enfrentamiento al robo, el delito, la corrupción y las ilegalidades, males que inciden directamente en el bienestar del pueblo, quienes son los medidores de la calidad de los servicios que se prestan.

Tapia Fonseca insistió en la producción de alimentos desde las propias entidades mediante huertos, patios y parcelas  para evitar gastos en otros suministros.

Las transformaciones del sector imponen que en ese mismo sentido cambien los modelos de gestión y de funcionamiento de las estructuras sindicales, aseveró Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

Se requiere de mayor liderazgo e impulso en el ámbito administrativo que  se refleje en mejoras en la calidad de los servicios a la población, porque constituye una prioridad para el desarrollo socioeconómico del país, añadió.

Guilarte de Nacimiento comentó que los dirigentes sindicales deben estar dotados de conocimientos jurídicos, económicos y laborales, una iniciativa que compete, además, a los nuevos actores y a los trabajadores por cuenta propia.

Corresponde a la CTC y sus sindicatos mejorar las condiciones de vida de la clase obrera cubana para que estos, al mismo tiempo, tengan un mayor rendimiento y aporten al desarrollo de la nación, sentenció.

En la II Conferencia del STCGS se liberó del cargo de secretario general a Pedro Víctor Simón Rodríguez y fue elegido para ese puesto a Yulián León Rondón.

Con más de 340 mil afiliados, ese sindicato ocupa el cuarto puesto a nivel nacional en número de integrantes. (ACN) (Foto: Archivo)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *