Fábrica de Vinagre,Vino Seco, industria, Camagüey

Fábrica de Vinagre y Vino Seco de Camagüey: una industria con sello juvenil (+ Fotos)


Camagüey, 2 dic.- A los jóvenes de 25 años de edad Andrea Conde Baños y Dalian Sosa Gómez los une la profesión y las ansias de contribuir a los indicadores de eficiencia y calidad de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Fábrica de Vinagre y Vino Seco, de Camagüey.

Ambos reconocen en la industria agramontina, perteneciente a la Empresa de Bebidas y Refrescos de la provincia, la oportunidad de tomar decisiones importantes y ser protagonistas de cada uno de los logros de un colectivo que, a las puertas del 2024, se posiciona como uno de los mejores en el territorio.

Andrea se presenta como una muchacha llena de sueños y expectativas, y a esas características quienes la conocen agregan que es comunicadora y líder por excelencia, razones que la hicieron merecedora de la elección como delegada a la Segunda Conferencia de los Trabajadores del Sindicato de la Industria Alimentaria, celebrada recientemente

Ella prefiere hablar en nombre de sus compañeros y especialmente de Dalian, quien se muestra tímido y al cual conoce desde sus años de estudios en el Instituto Politécnico Cándido González Morales, donde egresaron como técnicos de análisis de los alimentos.

Actualmente, dice, se desempeñan como especialistas y responsables en el área de fabricación, al tiempo que llevan la documentación allí y planifican las actividades del complejo industrial, uno de los tres de su tipo en el país.

Superarse es siempre un reto, añade, y como jóvenes emprendedores a la par del trabajo estudian Ingeniería Química en la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz,  con el apoyo indiscutible de la dirección de la entidad. 

Por tales razones son merecedores del cariño y el respeto del personal que labora en dicho colectivo, y no es de extrañar que le confieran gran importancia a la necesidad de continuar perfeccionando el sistema empresarial. 

Mientras Dalian asiente con la cabeza, Andrea menciona, por ejemplo, la sustitución de importaciones y otras tantas urgencias de las industrias cubanas, en su mayoría con muchos años de explotación y equipamientos obsoletos. 

Andrea y Dalian se sienten escuchados y agradecen cada enseñanza. Son jóvenes que se ajustan a su tiempo y se comprometen, razones por la que la UEB Fábrica de Vinagre y Vino Seco de Camagüey se enorgullece de contar con ellos. (Texto y fotos: Gladys Dailyn Morera Cordero/Radio Cadena Agramonte)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *