Cuba, Sala Avellaneda del Teatro Nacional, Gala Concierto Jóvenes Talentos de la Escuela Nacional de Ballet Fernando Alonso, estudiantes de ballet, homenaje, Instructores de Arte

Gala Jóvenes Talentos: Homenaje a la grandeza artística de Cuba


La Habana, 12 feb.- La Sala Avellaneda del Teatro Nacional vibró con la magia de la Gala Concierto Jóvenes Talentos de la Escuela Nacional de Ballet Fernando Alonso, un evento que no solo deslumbró con la destreza de los estudiantes de ballet, sino que también rindió un sentido homenaje a los Instructores de Arte, pilares fundamentales en la formación cultural del pueblo cubano.

Los estudiantes de ambos niveles, Elemental y Medio, de la Escuela Nacional de Ballet, protagonizaron una presentación que fue más que una exhibición de talento; fue una expresión viva del compromiso y dedicación tanto de maestros como de aprendices.

Cada paso de baile contó una historia, un tributo a la rica tradición del ballet cubano que encantó al público presente con la gracia y habilidad de los bailarines.

La audiencia, variada y apasionada por el arte, incluyó a destacadas personalidades como Viengsay Valdés, Primera Bailarina y directora del Ballet Nacional de Cuba (BNC); Zulema Armas, subdirectora de RR.II. del Centro Nacional de Escuelas de Arte; directivos del Consejo Nacional de Casas de Cultura (CNCC) y los directores de los Centros Provinciales de Casas de Cultura de todas las provincias del país.

La Gala incluyó una presentación del Ballet Cascanueces por estudiantes de Nivel Elemental, con coreografía basada en la original de Marius Petipa y música de P.I. Tchaikovsky. Además, una Suite del Ballet La Bella Durmiente, con coreografía basada en la versión de Alicia Alonso y música de P.I. Tchaikovsky, cautivó a la audiencia.

Entre los momentos destacados estuvo el Gran pas de deux del Ballet La Bella Durmiente, donde Carolina Fonseca y Ixan Llorca brillaron en los roles de Princesa Aurora y Príncipe Desirée. La Coda final, que reunió a todos los alumnos de los niveles Elemental y Medio, cerró la noche con un despliegue impresionante de talento y gracia.

La emotividad de la noche alcanzó su cúspide cuando el CNCC, representado por su director Diango Gónzales Guerra, agradeció el hermoso gesto de la de las escuelas de arte ofreciendo un reconocimiento a Dani Hernández, Primer Bailarín del BNC y director de la Escuela Nacional de Ballet.

En una entrevista posterior el propio Dani Hernández reconoció la experiencia como muy especial para él y para todos los jóvenes bailarines. Hernández destacó que tanto estudiantes como profesores dieron todo de sí en la preparación de esta función, la primera del año realizada por la escuela; un compromiso y sacrificio que fue visible en el escenario.

Subrayó también el papel crucial de estos eventos para el desarrollo del ballet en Cuba y la contribución constante a mantener la escuela cubana de ballet en lo más alto.

La carrera de Profesor Instructor de Arte, iniciada en 1961 con la fundación de la Escuela Nacional de Instructores de Arte (ENIA) por el Comandante en Jefe Fidel Castro, ha sido una pieza clave en la defensa de los valores estéticos del pueblo cubano y en la orientación del talento artístico.

Hoy, esa formación se mantiene viva en las escuelas de arte de todo el país, donde sus estudiantes aprenden y crecen en paralelo a las nuevas generaciones de artistas.

Los Instructores de Arte, abanderados de la Cultura y Humanismo, contribuyen diariamente al desarrollo, difusión y preservación de la cultura cubana, extendiendo su labor desde las urbes hasta las comunidades más remotas.

Jóvenes Talentos fue, sin duda, un tributo merecido a estos guardianes del arte y la identidad cultural de Cuba. (Texto y  foto: Radio Reloj)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *