decisión gubernamental, Mercosur, Congreso, Tratado de Adhesión de Venezuela, actualidad nacional

Mercosur y Venezuela acaparan actualidad paraguaya


Asunción, 7 dic.- La decisión gubernamental de cumplir con todos los trámites necesarios para reintegrarse plenamente al Mercosur incluyendo aprobar por el Congreso el hasta ahora negado Tratado de Adhesión de Venezuela al bloque, acapara la actualidad nacional.

Después de numerosas vacilaciones sobre el tema y tras ceder en varias ocasiones a la presión de los sectores más agresivamente conservadores de la nación, el presidente Horacio Cartes anunció anoche, a su regreso de Bolivia, que el Ejecutivo respalda esa acción.

Previamente, antes de partir hacia La Paz, Cartes había firmado el Tratado de Adhesión de Venezuela al Mercosur y lo remitió al Congreso, el mismo Poder del Estado que lo rechazara tras la destitución del presidente constitucional, Fernando Lugo.

La situación es distinta y los cálculos, admitidos por Cartes, otorgan mayoría a la aprobación del documento, retenido durante años por el entonces omnipotente Congreso que fue acusado por el presidente Hugo Chávez de pedir millones de dólares para su sanción.

Pero hay otro trago amargo que deberán beber los congresistas paraguayos representantes de los sectores de derecha, en este caso los pertenecientes a la Cámara de Diputados.

Ellos tienen que anular su resolución adoptada también en el marco del golpe de Estado parlamentario del pasado año, mediante la cual calificaron de persona no grata al entonces canciller y ahora presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Maduro encabezó una delegación de cancilleres de Unasur que llegó a esta capital en medio de la operación de desalojo del poder del gobierno de Lugo para mediar en el incidente y tratar de evitar la ruptura del hilo constitucional.

Se le acusó de intentar rebelar a las fuerzas armadas para oponerse al golpe, se desató una campaña de prensa en ese sentido y hasta fue abierto un proceso judicial que nada pudo probar, pero los diputados declararon no grata su estancia en el país.

Un grupo de legisladores presentó ya una moción para anular dicho acuerdo y ésta será seguramente aprobada, no sólo por el carácter injusto de la acusación, sino para allanar aún más el camino al regreso pleno de Paraguay al Mercosur.

Así las cosas, todo promete para la semana que comienza este cambio en la política exterior del Ejecutivo, su acercamiento definitivo a la instancia integracionista y también, como negarlo, las ya visibles expresiones de disgusto de la extrema derecha paraguaya. (PL)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *