Cuba, Díaz-Canel, ciencia, innovación, alimentos, programa porcino, precios

Debaten sobre aplicación de la ciencia al programa de desarrollo porcino en Cuba


La Habana, 7 oct.- Ante el llamado del presidente Miguel Díaz-Canel para, desde la ciencia y la innovación proponer soluciones que impulsen el programa porcino, productores, expertos y funcionarios de varios organismos debatieron en esta capital sobre la alimentación animal, el principal problema que impacta en los aún insatisfactorios resultados de la producción de carne de cerdo.

Convocado por el Centro de Estudios Contables, Financieros y de Seguros (CECOFIS), del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP), en un taller científico ellos valoraron las condiciones conceptuales y prácticas que existen para la recuperación y desarrollo de esa rama, desde la perspectiva de la dieta del cerdo y sus precios.

El evento reveló la urgencia de aunar esfuerzos, voluntades y conocimientos, máxime cuando al cierre de septiembre solo se produjeron en el país ocho mil 400 toneladas de carne y sigue siendo un gran reto cerrar el año con alrededor de 27 mil toneladas.

Al referirse al estado actual de la porcicultura cubana, la Doctora en Medicina Veterinaria Yusleidys Pérez Prats, directora general del Instituto de Investigaciones Porcinas (IIP), señaló que la escasez de alimentos a partir del recrudecimiento del bloqueo estadounidense y los altos precios de las materias primas importadas, gravitan sobre los rendimientos.

Manifestó que en comparación con lo logrado en 2018 - más de 200 mil toneladas- hay un sensible decrecimiento, por lo que urge atender integralmente la base productiva, desarrollar el extensionismo y desde la ciencia y la experiencia de los ganaderos seguir buscando soluciones a los disímiles problemas, entre éstos lograr asegurar los insumos nacionales para evitar importaciones.

Por su parte el Máster en Ciencias Silvio David Gutiérrez, director general de CECOFIS y uno de los ponentes en el  taller, expresó que dada la  importancia económica, social y política de la producción porcina, en Cuba, deben involucrarse más organismos, instituciones y actores económicos.

Tanto él como el ingeniero José Ramírez, quien  trajo al evento experiencias sobre alimentación del cerdo de la Mipyme Estatales Porcinos, de Placetas, Villa Clara, y el Máster en Ciencias Jorge Luis Piloto, investigador del IIP, coincidieron en que se puede lograr el anhelado incremento de la producción porcina, como reclama el pueblo.

Piloto destacó que en cualquier sistema productivo la alimentación representa entre el 70 y el 80% del costo total de producción de carne de cerdo, de ahí la importancia que se le concede a su utilización racional y eficiente en concordancia con el estado fisiológico de los animales.

Margarita Acosta, directora de Política de Precios del MFP, elogió el encuentro al permitir articular e integrar a economistas, académicos, a empresarios y ganaderos de varias provincias en torno a un asunto tan complejo, lo cual exige su constante seguimiento y control y el abordaje de los métodos de formación de precios en toda la cadena de valor.

En los análisis de dificultades y retos en cuanto a la genética, la salud o bioseguridad del animal, la alimentación y su manejo y el hábitat (instalaciones), se recalcó la necesidad de tener en cuenta las mejores experiencias en la creación de una base alimenticia autóctona, que a su vez abarate los costos en la comercialización.

También los participantes en el taller acordaron crear un grupo de trabajo al cual incorporen a más expertos, investigadores y productores, en aras del permanente intercambio de experiencias y conocimientos a través de WhatsApp y otras vías de comunicación. (Texto: ACN)(Foto: Centro de Estudios Contables, Financieros y de Seguros)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *