Cuba, Sección de Desarrollo y Participación Adolescente de Unicef, proyectos comunitarios, Kits de Expresión e Innovación para Adolescentes

Se consolida en Cuba el trabajo con los kits para adolescentes


La Habana, 18 oct.- Tras una primera etapa de implementación en instituciones y proyectos comunitarios de siete provincias cubanas, los Kits de Expresión e Innovación para Adolescentes (Kits para Adolescentes) consolidan su estrategia de acción para un nuevo período de trabajo. 

La iniciativa, propuesta por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), comenzó a aplicarse en Cuba en 2022 en territorios de La Habana, Pinar del Río, Artemisa, Mayabeque, Matanzas, Las Tunas y Granma, hasta beneficiar a más de tres mil 300 adolescentes de escuelas y proyectos del país, según relata Unicef en un informe que resume la primera etapa de labor. 

Organizaciones y proyectos comunitarios, instituciones de la educación general en sus diferentes modalidades de enseñanza como escuelas secundarias básicas, escuelas de oficios, especializados en servicios educacionales y comunidades afectadas por el paso de eventos meteorológicos figuran entre los espacios beneficiarios. 

Como herramienta de trabajo, que parte del uso del arte y la creatividad, los Kits de Expresión y la Innovación para adolescentes en situaciones de vulnerabilidad, permiten adquirir aptitudes claves para enfrentar circunstancias estresantes, desarrollar relaciones sanas, aprender nuevas habilidades y participar de manera positiva desde sus diferentes contextos.

En tal sentido, la nueva etapa de trabajo apuesta por identificar nuevas oportunidades para incidir en otros territorios del país a partir de la capacitación de personas que se desarrollen como facilitadores en la implementación de los kits. 

Elaborada por la Sección de Desarrollo y Participación Adolescente de Unicef, el proyecto apoya con recursos materiales y metodológicos la materialización de actividades con un enfoque inclusivo e integrador, enfocado en adolescentes que están entre los 10 y 17 años, fundamentalmente.

Entre sus desafíos, está el diagnóstico de aquellos adolescentes que son víctimas de situaciones sociales que acortan sus oportunidades de desarrollo ubicándolos en situaciones de vulnerabilidad y, por tanto, poseen problemas en la resolución de conflictos, el trabajo cooperativo, los estilos de comunicación, entre otras cuestiones. (Texto y foto: ACN)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *