Cuba, ACDACU, Bazar Internacional, Asociación de Cónyuges de Diplomáticos Acreditados, Josefina Vidal, Anayansi Rodríguez

Bazar Internacional en Cuba abre sus puertas a la solidaridad


La Habana, 26 nov.- Bajo la máxima La vuelta al mundo en ocho horas, quedó inaugurado este domingo en la capital cubana un Bazar Internacional, representado por más de 50 naciones, hermanadas desde la cultura y por un bien solidario.  

La Asociación de Cónyuges de Diplomáticos Acreditados en Cuba (ACDACU) promueve la iniciativa, que abrió sus puertas en la Estación Cultural de Línea y 18 con la presencia, entre varios invitados, de las vice ministras de Relaciones Exteriores Josefina Vidal y Anayansi Rodríguez; y la vice ministra primera de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Ana Teresita González.

Es un día muy feliz para nosotros, pues cumplimos con la meta de reunir a más de 50 embajadas bajo un mismo techo, a personas de distintos países y con diferentes culturas que se unen hoy de forma solidaria y altruista, y nos ayudan a desarrollar proyectos de ayuda social, destacó la presidenta de Acdacu, María Teresa Al-Bader.

Sobre el Bazar, Al-Bader añadió que los fondos recaudados serán destinados a los hogares de atención al adulto mayor, a las casas de cuidados infantiles con y sin amparo filial, y a las de jóvenes en La Habana.

Asimismo trasladó su agradecimiento a los ministerios de Cultura y de Relaciones Exteriores de Cuba, al Fondo Cubano de Bienes Culturales, así como a los participantes, patrocinadores, otros miembros del Consejo Directivo de Acdacu y a las diferentes embajadas, protagonistas del evento.

Una mezcla de cultura, tradiciones y arte culinario procedentes de varias regiones del orbe distingue a este magno proyecto, matizado por las interpretaciones de la compañía Habana Compás Dance y de otras agrupaciones con igual relevancia dentro del universo artístico cubano.

La ACDACU está conformada por 70 miembros e inició sus labores en 2014 como asociaciones independientes que funcionaban solamente a través de zonas geográficas, y ese año se decidió unificarlas con el propósito de aglutinar esfuerzos, expresó Al-Bader en un encuentro previo con la prensa.

En ese diálogo significó que todos podemos coexistir bajo el mismo techo y por igual propósito: llegar a cada persona que lo necesita a través de los corazones que laten dentro de nosotros con tanta humanidad y deseos de ayudar. (Texto y foto: PL)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *