virus, dengue hemorrágico, estrategia sanitaria, salud

Cuba protege a su población de las enfermedades trasmisibles


Por: Alex López Almaguer/Radio Cadena Agramonte.

A más 30 años de la introducción en la Isla del virus del dengue hemorrágico por manos inescrupulosas procedentes de los Estados Unidos -acción que costó la vida a más de un centenar de personas, la mayoría niños-, el Gobierno cubano refuerza su estrategia sanitaria para preservar la salud de la población.

Ello ha permitido que de las denominadas enfermedades trasmisibles, 26 estén eliminadas o bajo control, a partir de las campañas de vacunación y un Sistema Nacional de Vigilancia y Control Epidemiológico.

Son estas: paludismo, cólera, virus del Nilo occidental, fiebre amarilla, enfermedad de Chagas, rabia humana, fiebre tifoidea, tuberculosis, sarampión, tosferina, rubeola, poliomelitis y difteria.

La nómina incluye también a la meningitis meningocóccica B y C, meningitis y neumonía, Haemophilus Influenzae de tipo B, leptospirosis, hepatitis B, brucelosis, parotiditis (conocida como paperas), tétanos, sífilis congénita y SIDA infantil.

Ante el incremento de los casos de dengue en el continente americano, la Oficina Panamericana de la Salud (OPS), hizo un llamado de alerta, y en correspondencia con esto las autoridades sanitarias cubanas han reforzado las medidas de control y el chequeo riguroso de los viajeros que proceden de las zonas donde existe dengue autóctono.

Además de las acciones médicas, se realizan labores de control sanitario, que incluyen la fumigación de las viviendas y la supervisión del mosquito Aedes Aegypti, para así evitar el contagio, además del resto de las medidas que se establecen con el fin de atenuar los efectos de las enfermedades trasmitidas por vectores y el agua.

En Cuba se han hecho las inversiones y se garantiza la formación del capital humano para dar respuesta a un amplio programa de enfrentamiento al referido mosquito, en el cual participan especialistas de Vigilancia entomológica y lucha antivectorial, organizados en las aéreas de Salud, municipios y provincias.     
                                                                         
Estos hombres y mujeres que luchan por la vida se encargan de visitar viviendas y locales cada 24 horas, con el objetivo de la destrucción de los focos de vectores, fumigación y otras tareas para las cuales cuentan con la logística necesaria.

A más de tres décadas de la criminal agresión biológica contra Cuba, nuestro país es reconocido por la OPS, junto a Chile y a Uruguay, porque en su territorio no es endémico el dengue, por la fortaleza de su sistema de Salud y la participación activa de la comunidad. (Foto: Archivo.)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *