Zafra Chica, azúcar, lluvias estacionarias, cosecha cañera

Agroazucareros camagüeyanos desafían la lluvia


Camagüey, 1ro feb.- Tras una Zafra Chica ventajosa en toneladas de más y cerca de las 50 mil de azúcar hasta la fecha, las persistentes lluvias estacionarias sobre la provincia constituyen el obstáculo básico de la cosecha cañera altamente mecanizada, y un desafío para los agroazucareros camagüeyanos, obligados a desarrollar las faenas de cortes en el impredecible mes de mayo, con vistas a cumplir el crudo total.

El ingeniero Conrado Vladimir Pérez García, director de la Empresa Azucarera Camagüey,  informó de los avatares de los hombres y mujeres del sector para aprovechar el mínimo oreo, reanudar y restablecer la recolección de la caña donde las atípicas precipitaciones lo permitan, y moler alto y eficiente sobre el 75%  de la norma potencial de los centrales para incluir el plan de producción de nuevo en la pelea por la eficiencia económica.

A pesar de los húmedos contratiempos, Pérez García señaló que en el territorio el costo de cada tonelada del azúcar producido está por debajo de los  170 pesos, el rendimiento industrial supera un 5%  lo  planificado, y los estimados de caña sobrepasan lo previsto.

De permitirlo el  comportamiento del clima,  esa  materia prima podrá convertirse en crudo, aunque la molienda tenga que extenderse en algunos ingenios más allá del mes de abril.

Si el suministro de caña y la transportación ferroviaria no fallan, en el período más azucarero, que comprende los meses de febrero-marzo, la provincia  producirá en los cuatro centrales activos entre 45  y  50 mil toneladas del dulce, en correspondencia con el mayor aprovechamiento fabril planteado.

También con limitaciones por las continuadas precipitaciones, pero con una inyección de equipos mejor que en campañas precedentes (no se recibía maquinaria desde 1980), marcha la siembra de caña paralelamente a las actividades de zafra, con el objetivo anual de plantar 21 000 hectáreas prioritariamente en áreas con posibilidades de riego.

El director de la Empresa Azucarera en  la provincia aseguró que más de 4 000 hectáreas están en movimiento y que pretenden para el cierre de abril tener el 82% de la tierra roturada del plan del año, esfuerzos que tendrán que medirse surco a surco con semilla de calidad; pues en la última década el territorio ha incumplido sus compromisos de siembra, con mayor énfasis en las unidades agrícolas vinculadas a los ingenios paralizados Panamá de Vertientes e “Ignacio Agramonte” de Florida, dependientes de materia prima propia para iniciar inversiones industriales, como el Brasil en Esmeralda, cuya reparación capital reiniciada este enero puede concluirse en el segundo trimestre del presente calendario. (Rolando Sarmiento Ricart/ Colaborador de Radio Cadena Agramonte)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *