Radio Cadena Agramonte
Jueves, 14 de Diciembre de 2017

7 de Diciembre de 1851- Nace el pianista José Manuel Jiménez Berroa, el "Liszt de ébano cubano"



José Manuel Jiménez Berroa (Lico) es uno de los más relevantes exponentes de la cultura musical cubana y su proyección internacional la adquiere desde muy joven, afirmación validada por la crítica nacional y extranjera durante la segunda mitad del siglo XIX. El virtuosismo del pianista José Manuel Jiménez Berroa lo llevó a ser catalogado como el "Liszt de ébano cubano". La comparación con uno de los mejores pianistas del mundo en el siglo XIX: Franz Liszt, fue iniciativa del músico dominicano Américo Lugo Romero. Hijo de María Andrea Berroa y José Julián Jiménez, Lico nació el 7 de diciembre de 1851 en la sureña ciudad cubana de Trinidad y bautizado en enero de 1852 en la Iglesia Parroquial de la Santísima Trinidad. La historia familiar, de quien en un ambiente propicio al arte comenzó a ser llamado Manuelico y luego Lico -reconocido así internacionalmente -, se remonta a José, considerado el primer Jiménez del cual se tiene referencia como profesor de violín. Le seguirían Francisco Nicasio, director de orquesta, su hijo José Julián (destacado violinista) y sus nietos: el clarinetista Juan Bautista, el violoncelista Nicasio Gregorio y José Manuel, prominente pianista. Manuel Berroa, abuelo materno de este último, es maestro en la interpretación pianística y quien lo inicia en el estudio de la música. Con el arribo a Trinidad, del violinista alemán Karl Werner, quien andaba en busca de un pianista acompañante apropiado para uno de los conciertos en el interior del país, sale a la luz la genialidad del joven Lico. Aprovecha la oportunidad que se le brinda de viajar a Bremen, lo que acontece el 11 de junio de 1867, contando aún con 15 años de edad, y desde allí continuará viaje hasta Hamburgo. Durante 12 años (1867-1879) Lico permanece en territorio europeo, concretamente franco-alemán, y se educa en los conservatorios de Hamburgo, Leipzig y París. Varios textos señalan que gracias a una colecta entre personas pudientes de la época pudo cruzar las fronteras de su país para perfeccionar sus estudios musicales. En Hamburgo, Alemania, es recibido por el maestro Armbrust, quien le imparte clases hasta su deceso. A la muerte del profesor, marcha con su hermano y su padre hacia otra ciudad alemana: Leipzig. Ya en París queda bajo la tutela del maestro de piano Antoine Marmontel (1816-1898). El talentoso pianista cubano, en plena juventud, recibe el diploma de la Musikhochule de Leipzig (1875), el primer premio en el concurso de la clase de Marmontel y el diploma del Conservatorio de París (el 24 de julio de 1877). Unido a ello resaltan los comentarios de dos grandes de la música europea del siglo XIX: Franz Liszt y Richard Wagner. Asimismo, se incorporó al "Trio des negres", que integran su padre y su medio hermano, el violoncelista Nicasio Gregorio. Al regresar a su lugar de origen, en la vecina ciudad de Cienfuegos contribuye al desarrollo del movimiento cultural de la villa en compañía de la soprano Ana Aguado, el flautista Guillermo M. Tomás y artistas aficionados de la década del 80 del siglo XIX. La villa cienfueguera acoge a Lico, quien se presenta en salones de sociedades de instrucción y recreo como El artesano, El Liceo, el Casino Español y el Teatro Terry. Es catalogado como un músico que se desenvolvió dentro del movimiento romántico, que se exhibe en Cuba como reflejo del romanticismo europeo. Muere en Hamburgo, el 15 de enero de 1917, donde ejercía como maestro.



Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2015, Camagüey, Cuba.