Estados Unidos, cáncer de mama, científicos, cáncer, mujeres, investigadores, tumor, genética

Científicos estadounidenses ofrecen esperanzas en lucha contra cáncer de mama


Washington, 30 oct.- Un equipo de investigadores de la Universidad de Indiana (IU), en Estados Unidos, lidera un estudio que ofrece nuevas esperanzas hoy de tratamientos más efectivos y específicos en la lucha contra el cáncer de mama.

Los científicos del Centro Oncológico Integral Melvin y Bren Simon de la IU, intentan desentrañar las bases biológicas de los cánceres de mama agresivos en mujeres negras.

En ese sentido la pesquisa pionera es prometedora para los tratamientos específicos que podrían reducir de forma significativa disparidades en los resultados de ese tipo de tumor en ese segmento poblacional.

El estudio lo dirige la doctora Harikrishna Nakshatri, investigadora de la Facultad de Medicina de la IU y del Centro de la Fundación Vera Bradley para la Investigación del Cáncer de Mama en el Centro Oncológico Integral Simon de la propia institución docente.

Si bien la incidencia de la enfermedad ahora se considera menor entre las mujeres negras, estas enfrentan resultados notablemente peores y a menudo desarrollan cánceres de mama triple negativos más agresivos a una edad más temprana.

“Incluso después de corregir los factores socioeconómicos y de acceso a la atención médica, la ascendencia africana todavía se asocia con los peores resultados”, enfatizó Nakshatri, citada por el diario Amsterdam News.

El laboratorio de Nakshatri se ha dedicado a descubrir la influencia de la ascendencia genética en la biología del tejido mamario normal y sus implicaciones en el desarrollo de cánceres de mama agresivos.

La hipótesis es que las mujeres de ascendencia africana tenían más células PZP en su tejido mamario normal que las mujeres de ascendencia caucásica, según un estudio anterior dirigido por Nakshatri.

Además, demostraron que esas células tienen un efecto marcado en cómo se comportan y crecen las células cancerosas, especialmente cuando interactúan con las células epiteliales, que es donde generalmente comienza el cáncer de mama.

Los hallazgos sentaron las las bases para un próximo ensayo clínico dirigido por Kathy Miller, MD, una figura destacada en oncología de la Facultad de Medicina de la IU.

“Este estudio podría ayudarnos a determinar si los médicos deben considerar la ascendencia genética de la persona al decidir posibles tratamientos para el cáncer de mama”, afirmó Nakshatri.

Basado en la biología del tejido mamario normal, dijo que el estudio representa un alejamiento significativo de los enfoques de tratamiento convencionales.

Este tipo de carcinoma es el más común en las mujeres en los Estados Unidos, donde cada año se diagnostican unos 240 mil casos de cáncer de mama en mujeres y cerca de dos mil 100 en hombres, advierten estadísticas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Se calcula que aquí mueren al año cerca de 42 mil féminas y 500 hombres a causa de la enfermedad y los CDC confirman que entre las mujeres negras se reportan las más altas tasas de mortalidad respecto a otras razas. (Texto y foto: PL)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *