Cuba, FAO, recursos pesqueros, alimentación, Santa Cruz del Sur, preservación, Naciones Unidas

Organismo internacional promueve en Cuba preservación de recursos pesqueros


La Habana, 23 nov.- La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, promueve en Cuba la preservación de los recursos pesqueros, señala hoy un informe.

En ese sentido, la oficina de la FAO en La Habana difundió durante esta jornada un reporte que explica elementos al respecto.

Señala que contribuir a la preservación y el uso sostenible de los recursos pesqueros en la plataforma suroriental de Cuba, la implementación de sistemas de control y vigilancia y alternativas para reducir el impacto de las capturas fueron propósitos del Taller Nacional de Escamas y Regulaciones Pesqueras.

Tal reunión ocurrió recientemente como parte del proyecto Conpescas Guacanayabo, implementado por el Centro de Investigaciones Pesqueras (CIP), con asistencia técnica de la FAO, recalca el mensaje.

Inaugurado por la viceministra del Ministerio de la Industria Alimentaria (MINAL), Midalys Naranjo, el evento contó con participación de investigadores del CIP, empresas pesqueras del país y miembros del cuerpo de inspectores de la Oficina Nacional de Inspección Estatal (ONIE).

Durante el encuentro se abordaron propuestas de medidas regulatorias para la pesquería multiespecífica de peces marinos. Las mismas se basan en estudios científicos y modelos bioeconómicos que muestran el estado de las capturas y la vulnerabilidad a la pesca de especies de interés comercial, entre ellas la biajaiba, el pargo criollo, la sierra, el serrucho, entre otras.

Esto permitirá evaluar el estado actual de las especies que habitan en ese ecosistema, diseñar estrategias futuras para el manejo sostenible de ese tipo de pesquería y facilitar la toma de decisiones en el sector.

Al respecto la investigadora del CIP, Romina Alzugaray, señaló que dado la consecuente disminución de las capturas de peces en el Golfo de Guacanayabo durante los últimos 10 años, se hace necesario revisar y actualizar las medidas de ordenamiento pesquero establecidas.

Como parte de las jornadas también se discutieron las perspectivas de desarrollo de los cultivos marinos como alternativas para disminuir la presión pesquera sobre los recursos naturales, tomando como referencia la Estrategia Nacional de Maricultivo, aprobada en 2019 por el MINAL, con asistencia técnica de la FAO.

En ese sentido, se abordaron temáticas como las perspectivas del cultivo del pepino de mar, el cultivo eco-amigable de ostión de mangle y los beneficios ambientales que aportan en sistemas acuícolas marinos.

Con un monto de un millón 319 mil 863 dólares aportados por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, Conpescas Guacanayabo contribuirá a la conservación de la biodiversidad marina a través del manejo de los recursos pesqueros y otros marino-costeros del Golfo de Guacanayabo, empleando el enfoque ecosistémico de la pesca y la acuicultura.

Como zonas del proyecto señalaron los municipios costeros de Amancio Rodríguez, en la provincia de Las Tunas, Manzanillo en Granma y Santa Cruz del Sur en Camagüey.

Las principales problemáticas se relacionan con la pérdida de la diversidad biológica marino-costera y el declive de las pesquerías, como resultado de prácticas insostenibles, la degradación ambiental y los impactos del cambio climático.

Recordaron en cuanto a conceptos, que Pesquería multiespecífica es el tipo de pesca en la que son capturados simultáneamente peces de distintas especies utilizando un mismo arte o sistema de pesca. (Texto y foto: PL)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *